Caras nuevas, por ahora no

La Justicia rosarina trabó la venta de Ojeda, Villagra y Ruben a River.



#

Los muchachos ya se hicieron la revisión médica. ¿Llegarán al 'millo' o seguirán en Central?

Las negociaciones tardaron una eternidad, hubo acuerdo y hasta los muchachos de Rosario Central posaron para la foto. Sin embargo, la jueza que entiende en la convocatoria del club “canalla” trabó la venta de Juan Ojeda, Cristian Villagra y Marco Ruben, quienes hoy debían presentarse en River.

Primero se especuló con que los avales que había presentado River no convencían, pero ahora es la justicia rosarina la que intervino en la tan hablada transacción. La jueza Liliana Georgetti puso manos a la obra, investigó y hasta que no se den a conocer los montos de la operación y cuál será el destino del dinero, los tres jugadores deberán permanecer en Rosario.

La información la proporcionó una fuente cercana a la comisión directiva de Central al sitio inforosario.com. Otro de los detalles que se dio a conocer es que un grupo de socios le pidió a la jueza que siga de cerca la venta de los jugadores y el destino de la plata.

El traspaso de los tres jugadores a River fue una de las primeras novelas del verano y cuando parecía que tenía un final feliz, ayer apareció un capítulos sorpresivo.Hoy no estarán en el primer entrenamiento del equipo “millonario” y se vienen horas decisivas en la operación.

La “bomba” explotó mientras los dirigentes de River hacían un nuevo intento por Ezequiel Lavezzi, la debilidad de Daniel Passarella.

Anoche subieron la oferta y se estiraron hasta 5.600.000 dólares limpios para San Lorenzo, por el pase del delantero.

“Nos gustaría mucho que termine bien la operación. Quizás en las próximas 48 horas podamos estar resolviendo el pase”, afirmó el directivo Mario Israel.

Si se concreta lo del “Pocho”, automáticamente se frenarán las negociaciones por Mariano Pa

vone. En cambio seguirán las charlas por Leonardo Ponzio, Facundo Quiroga y Aldo Duscher; y en la CD esperan llegar a buen puerto y no llevarse un sorpresa como ocurrió con Erviti.


Comentarios


Caras nuevas, por ahora no