junto a vos

Un festejo especial para todos. El título obtenido llegó como consecuencia de un equipo con roles claramente definidos.



#

Cristian Boudet aprieta el pomo. El carnaval neuquino durará por mucho tiempo. (Foto: matías subat )

‘‘Haber dejado de lado el ego de cada uno es mérito de todos. Jugadores y cuerpo técnico’’, dijo a una semana de cumplir 40 Mario Sepúlveda. El Talismán hizo historia al repetir la consagración de 1995 y destacó el tema grupal como arma fundamental para llegar al campeonato.

En el mismo sentido habló Francisco González, que tuvo pocos minutos pero siempre cumplió y además ocupó el lugar de líder espiritual junto a Santiago Rodríguez. ‘‘Nos gusta mucho estar en ese lugar. Nos tocó jugar poco, pero sabíamos que teníamos que dejarlo todo porque es un torneo muy exigente. No hay egos, cuando un equipo se trata con amor las cosas salen bien’’, declaró el alero.

Julián Fedele arrancó desde el banco y se ganó su puesto como titular. Aportó en los dos costados y también destacó la convivencia: ‘‘Como grupo estuvimos siempre todos tirando para el mismo lado, la verdad que nos llevamos todos muy bien, todos unidos siempre y eso también nos facilitó poder llegar a este título’’.

Sebastián Farías fue de menor a mayor, y es otro de los que apareció cuando el equipo lo necesitaba. Tiros de tres puntos, salidas claras cuando la pelota quemaba y mucha tranquilidad.

‘‘Lo primordial es la unidad que tenemos como equipo. Venimos varios Argentinos jugando juntos y eso forma una unión muy grande. Somos una familia que se junta una vez al año y encontramos la química que se necesita para jugar estos torneos’’, afirmó.

Carlos Sepúlveda tuvo una actuación destacada y regular en todos los partidos. ‘‘La unión del grupo fue lo más importante’’.

Christian Boudet y Lautaro Riego se fajaron cerca del aro con jugadores de más experiencia y nunca se achicaron. Guillermo Saavedra sumó muchos puntos en el poste bajo y Carlos Paredes aportó lo suyo.

En definitiva, un campeón de plantel largo y completo.

Podio

Datos

‘‘Transité por una emoción muy grande y la terminé de definir: se llamaba felicidad. Es el sentimiento de toda esta semana’’.
Mario Sepúlveda se despidió de la selección con otra consagración.
‘‘Estábamos en la pieza la noche anterior y sabíamos que no se nos podía escapar esto con un gran marco. Había que ganar como sea’’
Carlos Sepúlveda hizo un gran torneo y apareció en momentos difíciles.

Comentarios


junto a vos