Carrió, enredada con propinas, coimas y gin-tonics



#

Tropiezos. Elisa Carrió, en la Cámara de Diputados. (Foto: archivo )

Elisa Carrió se enredó con el discurso y no se puede desatar.

En un programa de cable, la noche del lunes, la diputada de la Coalición Cívica pidió a las clases medias que se mostraran solidarias con los sectores más castigados por la devaluación y recomendó no abandonar el pago de “propinas” y la contratación de “changas”. “Aunque cueste”, dijo.

La propuesta de Carrió entretuvo las redes sociales con ironías y burlas. Hasta que apareció un mozo: un joven contó por radio que la había atendido dos años atrás en un bar de La Plata y que a la hora de la propina la diputada sólo le dejó
$ 5 por un gasto de $ 300.

Carrió reaccionó por tuit. “Le di $ 5 por un café y dos tostados, era lo único que tenía, le mostré la billetera y le pedí perdón, cuando vuelva a La Plata le voy a llevar más”, dijo. Y volvió con el tema en la sesión de Diputados, donde sufrió un lapsus: “Hay que seguir dando propinas y coimas”, dijo.

Fin de la historia: en una última entrevista, el mozo negó la justificación de Carrió. Dijo que nunca le mostró la billetera y que, en lugar de café, le sirvió un gin-tonic.


Comentarios


Carrió, enredada con propinas, coimas y gin-tonics