Carro logró el acuerdo y evitó un juicio millonario

Los trabajadores municipales de San Martín de los Andes, que reclamaban resarcimiento y el pase a planta, firmaron un acuerdo con el Ejecutivo y evitaron así dejarle un áspero problema a la intendenta electa Luz Sapag.



#

Los trabajadores municipales habían amenazado con reclamar judicialmente su ingreso a planta.

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- La treintena de trabajadores “becarios” del municipio local, algunos con siete años en esa condición, que reclamaban resarcimientos y el pase a planta, lograron finalmente un acuerdo con la actual gestión del intendente Jorge Carro, lo que disipa la amenaza de un juicio millonario a heredar por la próxima jefa municipal, Luz Sapag.

Ayer y luego de intensas negociaciones, los obreros dedicados a tareas de pavimento en hormigón y limpieza de acequias, firmaron los acuerdos con el municipio. Participaron del acto el intendente Carro y su sucesora, Luz Sapag.

Ambos destacaron los alcances del convenio y la defensa del trabajo que hicieron los propios obreros por encima de otros “negocios de abogados”, como los definió Carro.

Es que, inicialmente, cada uno de ellos demandaba una cifra cercana a los 48.000 pesos, para un total de 1.440.000 pesos por vacaciones impagas, aguinaldos, aportes sociales, obra social y otros beneficios propios de los empleados en relación de dependencia.

Pero mediante el nuevo acuerdo, 24 de ellos cobrarán entre 4.000 y 5.000 pesos de resarcimiento, según la antigüedad, mantendrán su salario de bolsillo, ingresarán a la cooperativa de trabajo Cotrasmal y continuarán en sus actuales labores, por convenio entre el municipio y esa institución, que ya tiene cinco años de experiencia como cooperativa de trabajo en la ciudad.

Otros nueve obreros tendrán similar tratamiento pero, a petición propia, mantendrán el vínculo con el municipio en calidad de monotributistas, por el término de un año y con posibilidad de renovación.

Conviene recordar que estos trabajadores formaban parte del llamado sistema de “becas” laborales del Plan Municipal de Desarrollo Solidario, que se puso en marcha hace siete años pero quedó sin efecto semanas atrás, por resolución del intendente Carro, lo que disparó la disputa con los obreros que quedaban sin empleo.


Comentarios


Carro logró el acuerdo y evitó un juicio millonario