El río ya no canta

14 feb 2018 - 00:00

“Quiero mojar mis manos en el río/ su agua fresca bajando del Limay/ viajar en las lanchitas por sus aguas/ buscar el sol en su boca de sal. Nostalgia del río Negro en la comarca/ de frutas y manzanas me hablará./ Su corazón perfuma en las riberas/ como mis penas en sus aguas se van. Quiero dejar mis horas en tu cauce/ hablando de mis cosas al pasar/ me saludan los sauces y los mimbres/ y esta vida con ganas de soñar. En la arteria de tus aguas quedaré/ y en tus olas su espuma de cristal/ como pasa el caudal de tu corriente/ pasan también mis años que se van” (“Canción para mi río”).

¿Qué le pasa al río que ya no canta?, dice en una canción J. M. Serrat. Somos responsables de contaminar los ríos, por acción u omisión. Preservarlos es una tarea de todos, pero en especial de los gobernantes y legisladores. A veces de pura impotencia nuestro Currú Leuvú llora por el daño que sufre. Los ríos son arterias de vida, bien recónditos de los labriegos, espacios para preservar la vida y el ambiente. Necesitamos tomar conciencia para cambiar, si aún estamos a tiempo.

Jorge Castañeda

DNI 8.569.045

Valcheta

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección