Queja por la atención en una emergencia

14 oct 2018 - 00:00

Quería hacer pública la situación que vivimos con mi familia el día 27/9 por la noche cuando mi madre enferma se descompensó. Por varias patologías que ella padece, tiene una gran dificultad para caminar. Luego de estar casi un mes postrada en cama debido a que vive en un primer piso y es imposible que en sus condiciones baje las escaleras, y sufriendo un gran dolor, esa noche sufrió una descompensación en la que le faltaba el aire. Como tiene una insuficiencia cardíaca, ante tal situación llamé a la ambulancia privada que es la que debe acudir en el caso de los pacientes que tienen PAMI.

A pesar de los repetidos llamados, nunca contestaron. En mi desesperación –ya que yo no vivo con mis padres, sino en otro sector de la ciudad– al ser alertada por mi padre de la situación, llamé al número de emergencias mientras iba camino hacia su casa. La operadora que me contestó me hizo toda una serie de preguntas sobre las enfermedades que tiene mi madre, su edad, domicilio y demás interrogantes que supongo son parte del protocolo. Finalmente me dijo que daba aviso enseguida para que manden la ambulancia. Cuando llego a casa de mis padres encuentro a mi mamá en su cama con toda esa crisis mientras mi padre había salido corriendo hacia el hospital (que está a tres cuadras) a solicitar la ayuda que yo ya había pedido por teléfono. Sin embargo, nunca mandaron la ambulancia, teniendo dos unidades de emergencias estacionadas allí. A mi padre le dijeron que tenía que ir primero la policía a constatar la situación (¿?). Como no obtuvimos ninguna respuesta, como pudimos, vestimos a mi madre y empezamos a idear cómo bajarla del departamento. Diez minutos después, llegó un patrullero con cinco policías que con su mejor buena voluntad nos ayudaron a bajar a mi madre en una silla y nos ayudaron a llegar al Sanatorio Río Negro donde fuimos excelentemente atendidos. Escribo esto para que se sepa que es la segunda vez que el Hospital de Cipolletti no presta el servicio de emergencia cuando lo hemos solicitado.

La primera vez nos dijeron que, debido a que mi madre es afiliada a PAMI, no les corresponde a ellos auxiliarla. Y esta vez me dijeron que mandaban la ambulancia y tampoco lo hicieron.

Debido a mis horarios laborales y a la delicada salud de mi madre, yo no tengo tiempo para andar haciendo denuncias en los organismos correspondientes, por eso al menos quería poner en conocimiento a los lectores a través de este medio sobre lo sucedido.

Tanto el servicio de emergencias como el Hospital de Cipolletti dejaron a mi madre librada a su suerte, y lo quiero hacer público para que se sepa y nadie más tenga pasar por una situación similar.

Fabiana Benítez

DNI 25.216.325

Cipolletti

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección