Salud Pública

13 ene 2019 - 00:00

Desde 1985 resido en la provincia de Río Negro, y desarrollé mi actividad laboral como pediatra en el ámbito privado y estatal. Y desde el 2014 solamente como médico full time en el hospital de Las Grutas. Durante el 2018, como es de público conocimiento, la inflación en nuestro país fue cercana al 50%, y el aumento de nuestro salario fue del 13,05% (la asignación básica remunerativa del sueldo –en mi caso ley 1904– del mes de enero era de $ 16.122, la del mes de diciembre $ 18.540).

Aclaro que además existen otros ítems en el recibo de sueldo como: antigüedad, zona desfavorable, compensación full time, especialidad crítica... pero todos éstos también se incrementaron un 13,05%. Y para que nos regocijemos con los logros de nuestro gremio, este año la pauta salarial para el primer semestre es la siguiente: enero $ 200 fijos más un 3%, abril $ 800 fijos más 7% y junio $ 500 fijos más 5%. Hasta acá esto quedaría solamente en un reclamo salarial de un sector determinado, que seguramente interesa a ese sector, más allá de las similitudes con el resto de los trabajadores del país (pérdida del salario real). Pero esta es una cara de la moneda.

La otra es que, como consecuencia de lo expuesto, no sólo se deteriora nuestro salario, sino además la calidad de la atención en la salud pública. Me remito a los ejemplos: pases de médicos full time a part time, dificultades notorias para cubrir cargos en los hospitales en las distintas especialidades y éxodo de profesionales especialistas de años de servicio a la medicina privada. Y no es una apreciación personal, ustedes, el “Río Negro”, se ocuparon y se ocupan de señalar esta situación (algunos titulares: “Nación analiza incentivos para la llegada de extranjeros a la región”, “Río Negro busca médicos venezolanos para cubrir cargos”, “ Bariloche en pie de guerra con el Ministerio de Salud”). Y los argumentos expuestos desde las autoridades le quitan entidad al tema económico, lo remiten a cuestiones de “vocación y compromiso con Salud Pública”. Como si eso fuera suficiente para entender lo que está pasando. Creo que, las autoridades de una buena vez deberían analizar con responsabilidad y conocimiento la situación, porque como decimos en medicina: “Sin diagnóstico correcto, la cura es poco probable”.

Alberto Luis Beguiristain

DNI 10.741.685

San Antonio /Las Grutas

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección