Carteles invaden la costanera barilochense

La instalación generó revuelo en el municipio.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Protestas, acusaciones y confusas desmentidas produjo aquí la instalación en plena avenida costanera de medio centenar de grandes carteles promocionales que no cuentan con habilitación alguna del municipio.

Los letreros de tela plástica están colgados de los postes de alumbrado público y anuncian la realización de una muestra fotográfica auspiciada por la empresa Diners.

Luego de la polémica que motivó la llamativa promoción – incluso el intendente Atilio Feudal se enojó por la desprolijidad- ayer surgió un acuerdo para retirar la mayoría de los carteles y dejar sólo los ubicados en las esquinas.

Esa disposición sería refrendada hoy por una resolución del Ejecutivo, según indicó el jefe de Inspección General, Ricardo Vélez. Sin embargo el funcionario admitió que aún así los carteles generan un obvio impacto visual que contradice las normativas.

La muestra de la fotógrafa Gaby Herbstein será montada en la sala Emilio Frey del Centro Cívico (cedida también por el municipio) y la inauguración está prevista para el próximo sábado.

Uno de sus organizadores aseguró que el aval se los dio el secretario municipal de Turismo, Omar Contreras, y la directora de Cultura, Carmen Giménez.

Dijo que esos funcionarios también estaban al tanto de la cartelería que sería instalada en la vía pública y habían dado su aprobación, aunque “de palabra”. Ambos fueron desautorizados de hecho por el intendente, quien el último viernes pidió que los letreros se adecuen a las disposiciones “y retiren los que están expuestos en lugares no habilitados”.

Aún así, ayer seguía todo igual. En consecuencia el jefe de Inspección se disponía a media mañana a retirar la publicidad estática, cuando le pidieron un par de horas para hallar una solución.

El conflicto tiene como trasfondo los intereses económicos de los auspiciantes de la exposición -Diners y el shopping Abasto-, que de esta forma tendrían una ventaja promocional gratuita respecto de otras muchas empresas que pugnan por estar presentes en Bariloche durante la temporada invernal.

Violan la normativa

Vélez dijo que los carteles colgados en todas las columnas de alumbrado “violan la normativa municipal” en la materia porque entorpecen la visual y significan un riesgo para el tránsito.

“Por más que sea con un objetivo cultural, los “bandó” y los pasacalles están prohibidos” señaló Vélez, y recordó que a muchas otras empresas “se les dijo que no” cuando pretendieron realizar campañas similares.

Horas después aceptó que quede un cartel de la muestra en cada esquina “si es autorizado por una resolución” del intendente.

El representante del grupo organizador que se comunicó con “Río Negro” -y pidió no difundir su nombre- reconoció que colgaron los carteles sin tener un permiso por escrito. “No sabíamos que se iba a generar un impacto así”, aseguró.

Confirmó no obstante que las tratativas previas las realizaron con Contreras y Giménez y de ellos obtuvieron el acuerdo para realizar la campaña promocional.


Comentarios


Carteles invaden la costanera barilochense