Casación pide esperar tres semanas más

El presidente de la cámara que debe resolver sobre la condena a los dirigentes gremiales de Bariloche sostuvo que “hubo planteos de nulidad que dilataron el proceso”.

BUENOS AIRES (ABA).- El titular de la sala III de la Cámara Federal de Casación Penal, Mariano Borinsky, prometió ayer resoluciones en tres semanas para la causa Arbos. Lo hizo en diálogo con “Río Negro”, durante un contacto en el que informó acerca de las dificultades procesales en el expediente que llegó a Buenos Aires hace 14 meses, luego de que el Tribunal Oral Federal de Roca condenara a cuatro años de prisión al destituido intendente de Bariloche, Omar Goye y a los dirigentes gremiales Ovidio Zúñiga, Walter Cortés y Víctor Carcar. Ese “estancamiento” de las actuaciones motivó el viernes pasado una severa presentación de la diputada por el Frente para la Victoria (FpV) María Emilia Soria. “La estoy llamando para explicarle la situación, pero no la puedo encontrar en Buenos Aires. Hoy (por ayer) es el día uno de la causa para mi y voy a necesitar unas tres semanas para dar a conocer mis primeras resoluciones”, anticipó a media tarde en una conversación con este diario. Soria había calificado de “negligentes” a los miembros del cuerpo por no expedirse después de pasar 14 meses del fallo que encontró culpables a los imputados del desvío de subsidios destinados al policlínico de Bariloche. Señaló Borinsky que los jueces naturales Liliana Catucci y Eduardo Riggi fueron apartados luego de ser recusados en diciembre del año pasado. En el marco de las subrogancias avaladas por el Consejo de la Magistratura y luego de siete incidentes, Borinsky quedó al frente de la investigación e integró, también como conjueces subrogantes, a Norberto Frontini y Roberto Boico, y ahora está en proceso de notificación a as partes. “Hubo planteos de nulidad que dilataron la causa”, puntualizó. Agregó que antes de abocarse al estudio del fondo de la situación, que comprende varios cuerpos, deberá subir los escritos al sistema informático tal como lo dispone la ley. Ante una pregunta, indicó que la diputada Soria se apersonó el viernes pasado, dejó su protesta por escrito y se fue sin hablar con él. Consignó que este lunes intentó ubicarla para dar cuenta de sus antecedentes y de la intención de acelerar el caso, pero que la legisladora no se encontraba en la capital federal. “Cero de cero hasta aquí. Insistiré para invitarla a dialogar. Más rápido no puedo. Me comprometo a leer todo y empezar a resolver en dos o tres semanas, seguramente después de la feria judicial. Necesito ese tiempo”, abundó.

Causa Arbos


Comentarios


Casación pide esperar tres semanas más