Casi 80% de ilegales en chacras de Río Colorado

El panorama fue detectado en las inspecciones que realiza Trabajo junto con la Anses y la AFIP. Entre los trabajadores no registrados en la cosecha hallaron también menores de edad.





RÍO COLORADO (ARC).- Un alto porcentaje de trabajadores en las zonas de chacras, no registrados, y algunos menores de edad, fueron detectados trabajando en la cosecha, viviendo en condiciones muy precarias, casi sin servicios. La sospecha de “organismos públicos en connivencia con empresarios chacareros”, también fue advertida en las últimas inspecciones realizadas en Río Colorado. Entre los trabajadores golondrina llegados del norte de país y las personas que residen en la localidad, llegaría al 80% de las personas que trabajan en forma ilegal, es decir, que no se encuentran registrados. Se detectaron al menos tres menores de edad, llegados desde el norte realizando trabajos de cosecha en pleno monte frutícola. En diversas chacras, las viviendas donde pernoctan los trabajadores que llegan en la temporada, no cuentan con agua potable para el consumo o para su higiene, tienen que recurrir a improvisadas perforaciones o en la mayoría de los casos llegan hasta a consumir el agua directamente del río. Gran parte de los residentes no cuentan con electricidad y se encontraron con letrinas improvisadas, cubiertas de ‘nailon’, sin las condiciones mínimas. También quedaron al descubierto graves “sospechas”, se indicó, de la posible complicidad entre la Secretaría de Trabajo, con los empresarios locales, cuando se dieron inicio a las inspecciones durante la semana, por parte de la AFIP, el Ministerio y la Secretaría de Trabajo y también representantes de Uatre local. Al llegar a las chacras sólo se encontraron con escasos grupos de trabajadores y la mayoría de los predios frutícolas, estaban sin obreros y en otros casos ni siquiera se ubicó al personal. El representante de Uatre, Lorenzo Valdebenito, denunció, que “sabemos perfectamente qué cantidad de personal es ocupada en cada chacra, pero de manera llamativa al presentarnos en el lugar, sólo encontramos escaso personal, eso nos hace sospechar que alguien les avisa a los dueños”. Luego de las recorridas, se presentaron en el sindicato varios trabajadores, manifestando que sus patrones, “no les permitían seguir trabajando hasta que se finalice con las inspecciones” dijo el dirigente, quien agregó, que “en algunos predios, sus dueños no nos permitieron ingresar a las mismas, donde nos propinaron todo tipo de insultos y amenazas” concluyó. Dentro de las averiguaciones que se encuentran en marcha, una tarea pendiente es poder detectar al transportista que se encarga de traer a personal desde el norte y quién, luego, es la persona que se encarga de distribuirlos.

Los inspectores recorrieron chacra por chacra, pero en algunas sorpresivamente ni siquiera encontraron empleados.


Comentarios


Seguí Leyendo

Casi 80% de ilegales en chacras de Río Colorado