Casi mil estudiantes alojados en pobre condición

Empleados de hoteles donde se albergan están de retención. Los propios jóvenes se quejaron por la calidad de la comida. La falta de aseo en instalaciones fue constatada en una recorrida.



Medio centenar de jóvenes dormía en colchones tirados sobre el piso, en el contrafrente del hotel Ausonia I.
SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El conflicto laboral entre los trabajadores gastronómicos y la empresa Río de la Plata prácticamente paralizó los servicios en dos hoteles y orilló el escándalo nacional al conocerse las precarias condiciones de alojamiento brindadas a casi un millar de estudiantes.

Las quejas por falta de aseo de las habitaciones y la mala calidad de la comida se multiplicaban entre los jóvenes que ayer permanecían alojados en los hoteles de la empresa Ausonia I y III, donde la mayor parte del personal se encontraba en retención total de servicios. "Está todo mal, en los siete días que llevamos en el hotel nos limpiaron las habitaciones sólo dos veces y la comida es un asco, es pura comida chatarra" dijo a "Río Negro" Javier Lara, integrante de un grupo de estudiantes de Tucumán.

La repercusión pública movilizó a las autoridades municipales, provinciales y nacionales que intimaron a Río de la Plata a regularizar las prestaciones en un plazo de 24 horas bajo apercibimiento de ejecutar el seguro de caución de la empresa. Ayer fue imposible conocer la postura de la operadora estudiantil cuyos directivos locales eludieron todo contacto con la prensa.

La retención de servicios comenzó el sábado pasado, tras el incumplimiento del acuerdo salarial alcanzado con los trabajadores y el gremio gastronómico a mediados de mes. Pero el deterioro de los servicios se acentuó el jueves, luego de que el personal en conflicto tomara las instalaciones de cocina.

Ayer al mediodía, mientras en las salas de recepción del Ausonia I se producía el recambio de contingentes y medio centenar de jóvenes dormía en colchones tirados sobre el piso, en el contrafrente del hotel la justicia procedía al secuestro de los muebles embargados por una causa laboral.

Natasha, una de las jóvenes del grupo estudiantil de Bahía Blanca que llegó ayer a la ciudad, no pudo ocultar su decepción al ver las condiciones de alojamiento que le esperaban. "Este lugar es una vergüenza, está todo roto y sucio, yo me quiero ir a otro hotel" dijo.

En contrapartida otros grupos que partían de excursión a esa hora se mostraron satisfechos. "Los coordinadores nos sirven la comida y nos dieron todas las salidas contratadas, lo único es que comemos tarde" señalaron.

La ostensible falta de aseo constatada por este medio en la reducida recorrida por el hotel que permitió el personal de seguridad fue subsanada antes de que llegara la inspección municipal. No obstante, los inspectores de la secretaría de Turismo labraron actas y comunicaron a la empresa la intimación que incluye la prohibición de ingreso de nuevos contingentes hasta la regularización definitiva de los servicios.

También el diputado nacional y dirigente gastronómico, Ovidio Zúñiga denunció que "la empresa está haciendo un vaciamiento" de sus activos. En tal sentido puntualizó que la operadora, que hasta hace un mes figuraba como "Transportes Automotores Río SA" con domicilio en Mitre 161 de esta ciudad, cambió su razón social por la de "Interlaquen SA" y mudó su sede a Viamonte 1300, piso 12, en Buenos Aires. "Han ganado mucha plata y no han hecho los aportes ni regularizado los salarios" de los trabajadores.

Secuestran más de 120 camas y colchones

Además del conflicto con el personal que semi paralizó los servicios hoteleros de Río de la Plata, la operadora estudiantil debió afrontar el secuestro de un centenar de camas y colchones dispuesto por la justicia laboral para cubrir la indemnización de un trabajador.

Mientras supervisaba el retiro de los muebles la abogada del ex-empleado litigante, Blanca Carballo, explicó que "con muy buena voluntad realizamos el secuestro en tres días para darles tiempo de acomodar las instalaciones y no perjudicar a los estudiantes".

La letrada indicó que "nos llevamos arriba de 100 camas y 100 colchones, si es que se les puede llamar colchones", y resaltó el escaso valor económico de los bienes secuestrados por el nivel de deterioro que presentaban.

La endeble situación de Río de la Plata también fue materia de preocupación del presidente de la Cámara de Turismo, Ricardo Rimoldi. "Es delicadísimo porque está en riesgo la continuidad del servicio. Algo que no nos pasó con otras empresas que entraron en crisis" dijo.

Rimoldi, quien además es uno de los principales prestadores de servicios al sector estudiantil, opinó que "el conflicto está dotado de un claro tinte político, porque sin dudas fue promovido por el diputado Zúñiga. Los trabajadores venían cobrando con atraso desde hace más de un año y ahora, de golpe, se ponen inflexibles".


Comentarios


Casi mil estudiantes alojados en pobre condición