Casi se agarran a trompadas

Taxistas y choferes de autos de alquiler estuvieron en el Deliberante



NEUQUEN (AN)- Taxistas y choferes de autos de alquiler forcejearon y se insultaron mutuamente mientras esperaban ser atendidos ayer en el Concejo Deliberante, unos exigiendo a las autoridades que pongan punto final a la competencia desleal y los otros reclamando la suspensión de una ordenanza reciente que los deja fuera del sistema.

Por lo pronto los choferes de la empresa MW -servicio con y sin chofer- judicializaron la disputa y lograron un amparo que les permitiría trabajar.

El encuentro de ayer fue casual, enseguida saltaron chispas y poco faltó para que se agarraran a trompadas. El presidente de la comisión de Servicios Públicos Carlos Chaneton (PJ) no se dejó llevar por la tensión, los sentó a todos juntos y escuchó con el compromiso de que analizará los bemoles de cada parte con el director de Transporte Luis Baca Cau. Les prometió que la semana próxima telefoneará a cada uno y dará una respuesta.

Los tacheros que trabajan en la zona del aeropuerto aguardaban a Chaneton cuando cayeron los choferes de MW y luego los peones de taxis, cada cual con “su” reclamo. La calle de ingreso al edificio legislativo se saturó de vehículos amarillos.

A propietarios de taxis y peones los unió la bronca contra los choferes de MW, que obtuvieron la licencia mediante un artilugio de la dirección de Comercio Municipal. El trámite normal habría sido a través de la dirección de Transporte. Los consideran competencia desleal, igual que a los taxistas de otras localidades que levantan pasajeros en la terminal y en el aeropuerto, y en los boliches los fines de semana.

Chaneton dijo que el viernes caminará los 150 metros que separan el edificio legislativo del de Transporte para, entre otros aspectos, pedirle a Baca Cau controles exhaustivos.


Comentarios


Casi se agarran a trompadas