Casino



Datos

–Me voy a tomar un café, pendejito –me dijo un sábado a la mañana–. Anoche perdí veinte lucas en el casino.
–¿Veinte lucas? –pregunté sin esperar respuesta.
–Bah, diez lucas en el casino y otras diez con una loca.
Me quedé en silencio. Él fumaba, extendiendo a propósito la despedida hacia el bar, como esperando que mi inquietud fabricara una nueva pregunta que de todos modos no llegaba.
–Tranquilo, pendejo. Ya sé lo que tengo que hacer –me dijo por fin, como si hubiera aprendido la lección.
–¿Sí?
–Sí, esta noche vuelvo a ver si recupero la guita.

Comentarios


Casino