Caso Anzaldo: denunciaron a un camarista por prevaricato



CIPOLLETTI (AC).- Los defensores de Carlos Anzaldo presentaron una denuncia contra uno de los integrantes de la Cámara Segunda del Crimen por incumplimiento en los deberes de funcionario público, abuso de autoridad y prevaricato. Esto, a raíz del traslado repentino del ginecólogo a la alcaidía de Roca cuando aún estaba en trámite una presentación que habían realizado para que se morigerara la prisión preventiva de su cliente, dijeron.

La presentación judicial ya la había anticipado Oscar Pandolfi el mismo día en que Anzaldo fue alojado en la cárcel de Roca. Al defensor le pareció “una barbaridad” esta medida y anunció entonces que iban a analizar con la familia del médico si radicaban una denuncia por prevaricato contra Pablo Repetto, el juez que firmó la resolución.

Pero no fue sólo por ese delito la presentación judicial ante la fiscalía. Gustavo Palmieri, el otro defensor, dijo que la denuncia es también por incumplimiento en los deberes de funcionario público y abuso de autoridad.

“El doctor Repetto dictó una resolución caprichosa, fuera de todo marco legal, desconociendo las presentaciones que nosotros habíamos hecho dos días antes”, sostuvo. Los abogados le habían pedido a la Cámara Segunda que morigerara la prisión preventiva de Anzaldo debido a sus problemas de salud. En el escrito dieron detalles de “los graves padecimientos físicos” del ginecólogo.

 

Para Palmieri son “causas ridículas”

 

“Desde que se iniciaron estas causas ridículas, desde que comenzó esto, él se ha visto desmejorado en su salud en forma notoria. Ese estado de salud desaconseja que él este en un lugar privado de la libertad sin la atención médica adecuada y donde corre serio riesgo su salud”, explicó Palmieri.

Dijo que cuando estaba en pleno trámite este pedido, y ya “otro juez estaba sustanciándolo”, Repetto ordenó el traslado.

“Sería bueno que todas las mañanas este juez se levante y que lea el Código Procesal Penal, los tratados internacionales y que trate de hacer operativa la dignidad de las personas en el proceso penal que es el primer mandato que como juez debe respetar”, cuestionó el defensor.

Repetto firmó la resolución que permitió que Anzaldo saliera de la unidad Séptima de Cinco Saltos, donde estaba alojado desde el día de la sentencia.

“En orden a lo dispuesto mediante circular de la Secretaría de Justicia que prohíbe terminantemente el alojamiento en comisarías, trasládese al condenado Carlos Anzaldo al Penal de General Roca, donde será ingresado en un pabellón especial -dado la índole del delito por el que se lo penara- debiendo extremar los cuidados para preservar su salud psicofísica”, decía el juez Repetto.


Comentarios


Caso Anzaldo: denunciaron a un camarista por prevaricato