“Castello y la deuda externa argentina”



A los “aficionados” a leer sobre la deuda externa Argentina, dónde nace, quiénes la impulsaron (desde Rivadavia hasta la fecha), nos causa un poco de temor cada vez que un Estado, en este caso nuestra Provincia de Río Negro, quiere emprender la toma de un crédito de algo más de 500 millones de dólares.

He estado leyendo lo publicado, los pro y los contra de muchos opinantes sobre el plan Castello, y creo que estamos ante una oportunidad que, de hacerse bien, puede darnos a todos los rionegrinos muchos beneficios.

¿Pero qué quiere decir hacerse bien? Tal vez haya que usar conceptos simples como no poner de garantía recursos naturales de la provincia o ciudades, tomar tasas de interés “internacionales” asimilándolas a las que toman países como EE. UU., Japón, Alemania, y no a las que nos cobraron históricamente y que duplican o triplican esos porcentajes (cuando EE. UU. tomaba al 4% nosotros pagábamos el 16% y hasta el 20%); que las garantías sean un porcentaje de la recaudación, tanto de la Provincia o municipios, para saber que aun no pudiendo cumplir con algún pago los perjuicios serán en relación a pagar más años, pero no entregar el patrimonio o desfinanciar al Estado.

No hay que tener miedo al endeudamiento, si es que va a parar a las obras previstas y éstas se llevan a cabo en tiempo y forma y no se compromete el futuro de un pueblo.

Para quien le interese leer un poco sobre nuestra deuda externa Argentina: está el fallo de la causa Olmos-juez Ballesteros. Allí el lector podrá ver cómo se arma una deuda para comprometer a un país y sus recursos, para beneficiar a empresarios y someter a toda una sociedad. Verá usted muchos apellidos de gente conocida y famosa que se benefició “personalmente” cuando nuestro país tomó esas “deudas”, consideradas luego de 17 años de investigación como deudas inmorales, ilegítimas y fraudulentas.

Estos ejemplos deben estar en la mesa y en la conciencia de quienes quieren llevar adelante el plan Castello, porque ejemplos de deudas mal tomadas sobran. Y espero que realmente ésta sea una buena decisión, ya que las malas decisiones de tomar deudas cipayas las venimos pagando desde hace más de 100 años.

Jorge L. Fernández Avello

DNI 12.862.056

“Estos ejemplos deben estar en la mesa y en la conciencia de quienes quieren llevar adelante el plan Castello, porque ejemplos de deudas mal tomadas sobran”.

Jorge L. Fernández Avello

DNI 12.862.056

Datos

“Estos ejemplos deben estar en la mesa y en la conciencia de quienes quieren llevar adelante el plan Castello, porque ejemplos de deudas mal tomadas sobran”.

Comentarios


“Castello y la deuda externa argentina”