Castillo volvió al municipio para negociar la salidade los desocupado

a



Dina Arias, una de las líderes de los desocupados, dialoga con el intendente de licencia Luis Castillo, durante las negociaciones para desalojar el municipio.
CENTENARIO (ACE).- El intendente en uso de licencia por el escándalo de los subsidios, Luis Castillo, fue la pieza clave en las negociaciones que terminaron ayer con el desalojo voluntario de los desocupados que hace tres días permanecían en la comuna. Antes de irse con la misión cumplida, el cuestionado jefe comunal se despidió con la promesa de volver pronto a su puesto. "Vuelvo el 11", les dijo a los desocupados que ayer seguían en la comuna.

Cien pesos otorgados por única vez, un bolsón de mercadería y un bono de gas para las 110 personas que mantenían ocupado el municipio permitieron descomprimir el conflicto de más de tres días.

Aunque el acuerdo se logró trabajosamente a las cuatro de la madrugada de ayer, los desocupados se retiraron por la tarde, una vez que recibieron el cheque en mano del subsidio municipal.

"En ningún momento estuve de rehén, sí me prohibieron salir" admitió ayer el intendente a cargo Adrián Cerda", en una conferencia de prensa que se llevó a cabo en el Ejecutivo para dar a conocer el fin del conflicto.

Los desocupados destacaron que el acuerdo "fue el logro y una respuesta por la lucha nuestra; es positivo para los compañeros", dijo Dina Arias, una de las líderes de los desocupados. Ratificó que los desempleados "seguimos solicitando que se gestione con (el ministro de Desarrollo Social, Jorge) Lara el ingreso a los planes provinciales como paliativo a la falta de trabajo".

"Enseguida vuelvo"

"No doy entrevistas a nadie", fue la única palabra que esgrimió Castillo ayer al salir de su despacho poco minutos después de las 10. Había llegado 45 minutos antes y estuvo reunido tanto con los desocupados como con Cerda y los concejales del MPN.

Fue el propio Cerda el que admitió luego a la prensa que Castillo "estuvo colaborando para destrabar el conflicto". A los desocupados Castillo les dijo que se encontraba "en apoyo" a Cerda y que volvería el 11, cuando finaliza su licencia.

El intendente se tomó 30 días de licencia el 10 de octubre, para evitar el escándalo en pleno aniversario debido a la investigación de la fiscalía de Delitos contra la Administración Pública, que lo vinculó a una banda de funcionarios y desocupados sospechada de haber cometido todo tipo de irregularidades con fondos del municipio destinados a carenciados.

Según las versiones, las gestiones fuera de la comuna del flamante director general de Acción Social, Ulises Marín -estrecho colaborador de Castillo-, incluyeron idas y venidas ayer por la madrugada hacia la casa del jefe comunal de licencia.

Pero Castillo consideró necesario observar "in situ" el conflicto dentro de la comuna, puesto que se presentó en la municipalidad a las 9.30 de ayer perse a que los desempleados ya habían aceptado la oferta de una ayuda en efectivo, alimentos y bonos gas para dejar libre el palacio municipal. "Habrá venido por el rédito político", especularon los desocupados.

Las autoridades ofrecieron el aporte por única vez para el grupo con fondos municipales debido a que no lograron de parte del gobierno provincial el compromiso político de incluir en el sistema de programas de empleo a las 106 personas que, según el cruzamiento de datos que se hizo desde el ministerio de Desarrollo Social, estaban en condiciones de percibir la ayuda.

Arias recalcó que continuará en marcha una "mesa de negociaciones" en busca de propuestas laborales. "A la Uocra se le comprometió que se los iba incorporar en algunas obras que la municipalidad va a hacer, y a nosotros pedimos que se gestione con los productores por puestos de trabajo genuinos, porque si bien pedimos los 150 pesos de los planes, es un paliativo hasta que haya trabajo", reiteró. Arias pertenece a la Corriente Clasista y Combativa, el grupo de desocupados más numeroso que el miércoles ocupó las instalaciones de la municipalidad luego de dos días de gestiones por ayuda social para personas que habían "caído" de los planes Jefes y Jefas de hogar. Al reclamo se sumaron subsidiados de la Uocra, que también fueron dados de baja de los planes provinciales.

El radicalismo respaldó a la concejal Sonia Masip

NEUQUEN (AN).- El radicalismo expresó su respaldo a la concejal Sonia Masip, de Centenario, por su actuación durante la crisis derivada del escándalo de con subsidios a desocupados en esa ciudad.

Ayer, se difundió un documento de apoyo a la edil, con la firma de los diputados provinciales de la UCR, concejales y autoridades partidarias. También se hizo extensivo el aval a "su compañera de bloque, (María) Tita Maldonado".

El texto caracteriza como "compleja" la situación actual, que exige "actitudes de compromiso permanente" a los dirigentes políticos, pese a que "muchas veces no son comprendidas por sectores políticos y sociales que plantean salidas altamente riesgosas y hasta funcionales al régimen que dicen combatir".

El documento alienta a la concejal a "profundizar las prácticas democráticas" que permitan desarrollar un "nuevo modelo económico y social" que evite que la riqueza se concentre en pocas manos. También alentó la "lucha contra toda forma de corrupción", sobre todo en la provincia, donde "estas nefastas prácticas están tan generalizadas y aceptadas".

Ex empleado de Fernández denunció irregularidades

CENTENARIO (ACE).- Un ex empleado municipal denunció ayer que los manejos irregulares en Centenario no son nuevos. Aseguró que en tiempos en que gobernaba Adrián Fernández, su sueldo fue cobrado por terceros sin que pudiera dar con el dinero o con una explicación al respecto; en tanto recordó que en los días de pago "había que ir con documento porque se cobraban los sueldos de agentes fallecidos, de los jubilados y hasta de los que tenían retiros voluntarios", dijo.

Bustos aprovechó la marcha de los autoconvocados de ayer para denunciar su caso públicamente a varios medios de prensa de radio y televisión y a este diario. Explicó que luego de 14 años de trabajar en el municipio -siete de ellos como administrativo en el área del cementerio- pidió una licencia sin goce de haberes por un año, para viajar con su familia a Mar del Plata. La licencia le fue concedida a partir del 12 de diciembre de 1997 hasta el 12 de diciembre de 1998, situación que quedó registrada en una documentación que aseguró haber firmado "pero que no me dieron copia, como ahora se usa. Yo firmé y me fui", explicó.

Dijo que cuando inició su licencia se le adeudaba completo el sueldo de noviembre de 1997 y los días trabajados de diciembre; pero cuando fue a cobrar ese dinero "me dijeron que mi sueldo no estaba, que esperara para ver qué pasaba; pero me tuvieron a las vueltas hasta que un día hablé con el secretario de Gobierno, que en ese entonces era Eduardo Carbajo, que dijo que iba a ver qué se iba a hacer". Carbajo, quien actualmente es diputado provincial, es sobrino del ex intendente fallecido Adrián Fernández.

Bustos detalló que -mientras estaba de licencia- se cansó de venir todos los meses a reclamar por ese dinero y que cuando se volvió a presentar a trabajar en diciembre de 1998, no lo volvieron a incorporar "ni se me pagaron esos sueldos que me debían."

Agregó que cuando asumió Castillo en 1999 y volvió a insistir en su situación, el nuevo jefe comunal lo acusó de haber hecho abandono de trabajo, por lo que hace pocos meses inició un juicio en contra de la comuna. "Le pregunté a Castillo qué había pasado con esos sueldos que me adeudaban de la comuna y que estaban firmados por otra persona, y me dijo que había iniciado un sumario administrativo para deslindar responsabilidades; pero qué van a saber de aquel tiempo", se quejó al tiempo que agregó que también cobraron en su nombre ayudas escolares "en tiempos en los que yo no tenía a mis chicos en la escuela, además de los aguinaldos y las vacaciones de esa época. Todo lo que me correspondía cobrar a mí".

Bustos se mantiene con "changas" que realiza en las chacras. El hombre recalcó que hace muchos años que se enteró que en la municipalidad ocurrían irregularidades. Detalló que en una oportunidad -cuya fecha no precisó- el jefe de Corralón, Rubén Fernández -hermano del fallecido intendente- "nos dijo que teníamos que ir a cobrar con documento en mano, y cuando le pregunté por qué, me dijo que en Centenario le estaban cobrando la plata hasta a los muertos, a gente que se jubiló e inclusive a los que habían tomado retiros voluntarios", recordó.

Carbajo rechaza la denuncia

"Jamás cobré nada de ningún empleado", aseguró el diputado emepenista por Centenario, Eduardo Carbajo, con respecto a la denuncia de Bustos. "Lo tendrá que probar en la Justicia", adelantó el legislador. Para Carbajo se trata de una "patraña" que tiene por objeto "manchar mi imagen pública, mi nombre y mi honor".

El diputado reconoció que Bustos trabajó bajo su mando cuando él se desempeñaba como titular del área de Servicios Públicos. No obstante, enfatizó que no tuvo acceso a los sueldos de los empleados. "Los sueldos se liquidan por personal y el municipio los deposita en el BPN ¡Cómo voy a tener acceso a los sueldos! ", puntualizó. "¿Por qué hace la denuncia ahora?", planteó. A su juicio se trata de "una maniobra absurda". "Deben tener miedo de que compita políticamente con alguien para la intendencia", indicó, aunque no determinó qué sector podría estar interesado en frustrar su carrera política. "No tengo aspiraciones de ser intendente, aunque me lo han planteado algunos compañeros, pero no me interesa", aclaró.

Fue masiva la baja de persianas de los comerciantes

CENTENARIO (ACE).- Ayer fueron los comerciantes los que dieron la nota: hubo un cierre masivo de persianas en adhesión al pedido "que se vayan todos". Mientras tanto, los vecinos autoconvocados "en contra de la corrupción" reiteraron con una marcha que no cesarán en el reclamo de renuncia del intendente Luis Castillo y los funcionarios municipales involucrados en la causa en la que se investigan los desmanejos de fondos de la comuna.

Durante la movilización, no hubo persianas abiertas ni en la calle Honduras, Perú ni San Martín, que concentra a la mayoría de los locales comerciales de esta localidad.

En la mayoría había carteles que justificaban la medida con leyendas como "este local está en contra de la corrupción", e inclusive en algunos sectores del barrio Sarmiento, notas confeccionados por los propios dueños donde se informaba al cliente que "cerramos para participar en la marcha de los vecinos que queremos que se vayan los corruptos".

Los autoconvocados pidieron a viva voz que el juez Alfredo Velasco Copello, a cargo del proceso a la banda de los subsidios, "renuncie a la causa", debido a su decisión de plantear la falta de mérito para el grupo de desocupados que fueron detenidos por considerar insuficiente la abundante prueba reunida por la fiscalía de Delitos contra la Administración Pública a cargo de Pedro Telleriarte

Los vecinos autoconvocados volverán a reunirse el miércoles, con una concentración prevista a las 19 en la Plaza de los Pioneros.

Antes de que eso ocurra, sectores barriales confluirán en las inmediaciones de los planes de vivienda ubicados en la zona oeste.

Según se indicó, uno de los objetivos será confluir en una gran marcha el 10 de noviembre, un día antes de que culmine la licencia de un mes tomada por Castillo y éste regrese al sillón de la intendencia.

Para el Día de la Tradición

Según uno de los participantes en la marcha de ayer, la fecha elegida para la nueva convocatoria apunta a que "el Día de la Tradición nos encontremos con los chacareros y sus tractores, los pioneros, las columnas de vecinos que desde los barrios digan no a la corrupción y que se vayan los que tienen incapacidad de gobernar".

A esta concentración se sumarían también los obreros de Zanon, docentes y se buscará la asistencia de sectores que hasta ahora se manifestaron tímidamente en la asambleas que tienen presencia mayoritaria de vecinos que por primera vez salen a demostrar su hartazgo.

Un poblador al que se le quemó la casilla se quejó de los funcionarios

NEUQUEN (AN) - "Hace seis meses que no tengo gas, pedí bonos y no me los dieron, por eso tuve que cocinar con fuego y aquí está el resultado: se me quemó la casilla y me quedé sin nada". Raúl Vega volcó impotencia y bronca en su relato por el incendio de su precaria vivienda, ayer al mediodía en un barrio del oeste de Centenario. Sólo restos inservibles del mobiliario y palos renegridos, aún humeantes, se observó en el lugar unas horas después del siniestro. La solidaridad de los vecinos, prometiendo ayuda para "levantar otra piecita", al menos servía para afrontar el momento.

Indignado, Vega la emprendió contra Adrián Cerda, el intendente a cargo. "Cuando reemplazó a (Luis) Castillo, en enero, me ofreció 100 pesos para que estuviera listo para ir a los cortes de ruta...", dijo el vecino.

Añadió que "cuando estuve trabajando en Acción Social, vi cómo los funcionarios se quedaban con la mercadería que venía en las cajas para la gente. Los beneficiarios no veían los quesos, los dulces de membrillo, porque se los quedaban ellos. Después los vendían a los supermercados. Eso no me lo contaron, lo vi yo, por eso lo denuncio".

El incendio que transformó cenizas la casilla de Vega se produjo alrededor de las 13.30 de ayer. El joven había ido a llevar a uno de sus tres hijos al colegio y su esposa estaba estaba buscando leña, según el denunciante. "No fue intencional. Pasa que teníamos una estufa y aseguró que saltó para afuera un palo, se prendió una "placa" de cartón y ahí ardió todo. No salvé nada, se quemó todo y quedamos en la calle", señaló Vega.

Los reclamos del vecino transitan tanto por la falta de apoyo de las autoridades vecinales como por las denuncias sobre presuntas irregularidades en la asistencia social. "Hace tres meses pedí materiales para hacerme una casa, pero ahora me dicen que el expediente se perdió. ¿Cómo se puede perder?", añadió.

Vega comentó que su precaria vivienda de un ambiente, estaba construida con maderas como pared y chapas como techo. "Por eso quería hacerme algo de material", señaló.


Comentarios


Castillo volvió al municipio para negociar la salidade los desocupado