Catorce heridos en Retiro por frenada de un tren

Deficiente estado de ferrocarriles sigueal descubierto.



Archivo

BUENOS AIRES.- El fantasma de la tragedia de Once volvió a acechar ayer a los porteños que utilizan el servicio de trenes de pasajeros. Catorce personas sufrieron lesiones leves cuando una formación de la línea Belgrano Norte frenó bruscamente en la estación ferroviaria del barrio de Retiro.

El jefe del servicio médico de urgencias SAME, Alberto Crescenti, detalló a la prensa que los heridos, ocho hombres y seis mujeres, no revistieron gravedad y fueron “trasladados a los hospitales Argerich, Rivadavia y Fernández”, donde recibieron atención y fueron dados de alta durante la jornada.

El accidente ocurrió ayer, pasadas las 14, sobre el andén número 2 de la terminal de Retiro, cuando una formación frenó bruscamente y produjo una suerte de “latigazo” que afectó a los pasajeros. La frenada fue de tal intensidad que la mayoría de los pasajeros cayeron al piso o golpearon contra los bordes de los asientos.

Crescenti dijo al canal de noticias C5N que se registraron “catorce heridos leves” que ya fueron derivados a los diferentes centros hospitalarios: tres al hospital Argerich, ocho al hospital Fernández y otros tres al Rivadavia.

El director del SAME indicó que la formación, que se dirigía hacia la estación de Villa Rosa, no descarriló sino que permaneció sobre la vía pese a la brusca maniobra.

El servicio del Belgrano Norte, que está a cargo de la empresa Ferrovías, permaneció activo pese al hecho.

El Ministerio de Salud porteño reportó ayer que la mayoría de los lesionados sufrió politraumatismos y contusiones, en tanto que una adolescente padeció un traumatismo de cráneo.

Cuando se conoció la noticia se generó una conmoción en la estación de Retiro que provocó la rápida respuesta del servicio de emergencias médicas: 12 ambulancias trabajaron en el lugar, pero se retiraron cuando confirmaron que no había heridos de gravedad. Además de administrar el servicio del Belgrano Norte, la empresa Ferrovías, junto a Metrovías tomó el control el 24 de mayo pasado de los ramales Sarmiento y Mitre, luego de que el gobierno nacional le quitó la concesión a TBA.

La determinación gubernamental fue tomada tres meses después de la tragedia ocurrida en la estación Once el 22 de febrero pasado, cuando 51 personas murieron y 700 sufrieron heridas tras impactar una formación con el extremo del andén.

El hecho, que conmovió a Argentina, puso al descubierto el deficiente estado de los ferrocarriles privatizados en los años 90 y la falta de inversiones en el sector.

Ferrovías y Metrovías ya formaban parte de la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria (Ugofe), que opera el Roca y el San Martín. (Red. Central/DyN)


Comentarios


Catorce heridos en Retiro por frenada de un tren