Cavallo y Ruckauf se pelearon a los gritos en la reunión

"Sos un inútil, tenés la provincia quebrada", le dijo el ministro



"Yo no vine acá a que me agravien", dijo ayer el gobernador bonaerense, Carlos Ruckauf, al retirarse intempestivamente del encuentro de mandatarios del PJ con el ministro de Economía, Domingo Cavallo para analizar los alcances del ajuste.

Ruckauf mantuvo un fuerte entredicho con Cavallo y se retiró de la reunión que se desarrollaba en la sede de la jefatura de Gabinete diez minutos después de la llegada del titular de Economía, quien reclamó a los mandatarios que se sumen "por entero" al ajuste lanzado por el Gobierno nacional.

Según precisaron voceros peronistas, los gritos del altercado entre ambos funcionarios se escucharon desde los pasillos de la Jefatura.

"Sos un inútil, un incapaz y tenés la provincia quebrada", le espetó Cavallo a Ruckauf, haciendo estallar la ira contenida con la que la mayoría de los testigos del altercado dijeron que llegó a la reunión.

La reacción de Cavallo se debió a una chicana del gobernador santacruceño Néstor Kirchner, quien le reclamó al titular de Economía: "Primero lográ el apoyo de los tuyos (los políticos de la Alianza) y después vení a pedirnos respaldo a nosotros".

"Qué míos, los míos no existen", respondió un irascible Cavallo como el de los viejos tiempos, tras lo cual Ruckauf prosiguió: "Te digo que primero logrés el apoyo de los partidos políticos de tu Alianza", confiaron testigos privilegiados de la disputa que el resto de los mandatarios seguían azorados.

Mientras la discusión subía de tono, el jujeño Eduardo Fellner terció: "No se olvide que nosotros somos de otro partido político".

"¿Qué partidos políticos? No existen. Todos tienen que hacer el ajuste como el resto y comprender en qué situación estamos", bramó Cavallo, tras agregar que "está todo mal porque ustedes gobiernan mal".

Al finalizar la pelea, Colombo increpó duramente a Cavallo y criticó su postura por arruinarle la reunión, según destacaron las fuentes.

La disputa fue en rigor una catarata de reacciones en cadena.

Según las fuentes, el comentario irónico de Ruckauf hacia Cavallo se habría desatado luego de que el ministro de Economía alzó la voz para resaltar que la situación de la provincia de Buenos Aires "era un desastre".

Una poda de 1.500 millones

De acuerdo con las estimaciones realizadas por el ministro Domingo Cavallo, el ajuste a nivel nacional para el segundo semestre será de 1500 millones de pesos.

En esa línea, el gobierno pretende que el Congreso apruebe una reforma del impuesto al Valor Agregado (IVA) para que el mismo se abone al momento en que se perfecciona una operación comercial, y no como hasta ahora, cuando se emite una factura.

Sin embargo, tanto el impulso de esta medida como la eliminación de exenciones del impuesto a las transferencias financieras figuran en el Pacto por la Independencia que ya firmaron los gobernadores de la Alianza, y que quedaría pendiente de la aprobación de los justicialistas.

El instructivo presidencial además busca meterle presión al Congreso y la Justicia en la medida en que supedita una suba a 500 pesos del piso de recorte de jubilaciones, a la aprobación de las modificaciones tributarias y que ambos poderes adopten el mismo criterio para el gasto que el Ejecutivo. Según se indica, todos los ahorros realizados por las distintas reparticiones del estado deberán depositarse en una cuenta del ANSES.

El gobierno difundió una instrucción presidencial en cuyo articulo 1, referido a Seguridad Social, dispone "eliminar privilegios, fraudes, ineficiencia" y a poner en marcha una reforma para "eliminar la litigiosidad previsional". También se dispone la puesta en marcha de un beneficio universal "para mayores de 70 años". En el capítulo de Reforma del Estado, se instruye "acentuar la profesionalización de la función pública" y dar participación a los sindicatos en las tareas de modificiación de la administración pública.

Gobernadores aliancistas dieron su respaldo

Nueve gobernadores aliancistas acordaron ayer apoyar "el objetivo de alcanzar el déficit cero para las cuentas del Estado" pero solicitaron que "las jubilaciones inferiores se mantengan al margen" de los recortes, en un documento que firmaron en la Quinta de Olivos, luego de reunirse con el presidente Fernando De la Rúa.

Los mandatarios aliancistas expresaron su "más amplio apoyo a la decisión estratégica del gobierno que lleva adelante Fernando de la Rúa con el objetivo de alcanzar el déficit cero para las cuentas del estado", según establece una declaración firmada ayer.

No obstante, los gobernadores "piden que las jubilaciones inferiores se mantengan al margen de las medidas y que se reduzcan al máximo los montos de las jubilaciones de privilegio", además de solicitar "medidas de asistencia y apoyo para que las provincias argentinas puedan solucionar sus problemas".

El documento fue firmado por los gobernadores del Chaco, Angel Rozas, de Entre Ríos, Sergio Montiel, de Catamarca, Oscar Castillo, de San Juan, Alfredo Avelín, de Río Negro, Pablo Verani, de Chubut, José Luis Lizurume, de Mendoza, Roberto Iglesias, además del interventor de Corrientes, Oscar Aguad, y el jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra.

Los mandatarios señalan en el encabezado del documento que éste es "un momento crucial para la historia de la Argentina", en el que "destacamos nuestra unidad y apoyamos la decisión estratégica lanzada por el presidente Fernando De la Rúa".

"Está claro que no se puede gastar lo que no se tiene" y que "debemos eliminar el déficit", enhebran los diferentes puntos del documento.

Allí remarcan la necesidad de "abordar una lucha real y efectiva contra la evasión tributaria y previsional", ya que "los grandes evasores conspiran contra el trabajo y el esfuerzo de los argentinos".


Comentarios


Cavallo y Ruckauf se pelearon a los gritos en la reunión