Cayó el más importante narco de Colombia

Estaba entre los diez buscados por el FBI





BOGOTA (AP).- Diego Montoya, uno de los narcotraficantes que figuraba en la lista de los diez fugitivos más buscados del FBI, fue capturado por el Ejército ayer en una finca acompañado de su madre en el suroeste colombiano, informó el gobierno.

La captura de Montoya, alias «Don Diego», supone un duro golpe al cartel del Norte del Valle, la última de las poderosas organizaciones de narcotraficantes que se remontan al cartel de Medellín, y la mayor victoria de las autoridades en la guerra contra las drogas desde que dieron muerte a Pablo Escobar en un tiroteo en 1993.

El comandante del Ejército, Mario Montoya, relató que «Don Diego» intentó escapar de la redada de un grupo de elite, pero que los soldados siguieron el rastro de un «pie que se arrastraba» en las cercanías de la finca, hasta encontrarlo escondido en medio de unos arbustos en un riachuelo vistiendo únicamente una «camisa y en ropa interior». Al parecer, «Don Diego» sufrió un accidente automovilístico y renguea en su pierna izquierda.

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, aseguró que la operación de captura fue «de película», pues las tropas del Ejército burlaron los anillos de seguridad implantados por el narcotraficante en la zona, que se había convertido en su feudo personal. La operación comenzó a las 6.20 de la mañana. Al momento de ser detenido estaba acompañado de su madre, un tío y otras tres personas, incluyendo un socio de negocios, en una sencilla casa rural de la finca. Desde hacía siete años intentaban capturarlo.

De acuerdo a Santos, el cartel es responsable de unos 1.500 asesinatos. Tras una rueda de prensa de las autoridades, Montoya apareció ante las cámaras de la televisión en el aeropuerto militar de Bogotá vistiendo una camisa negra y unos pantalones verdes. El hombre, que lucía un corte de pelo rapado y una barba corta, fue fuertemente escoltado por unos 40 soldados antes de ser trasladado a los calabozos de la Fiscalía.

Montoya, conocido también como «el señor de la guerra», es considerado el cabecilla narcotraficante más poderoso de la última década en Colombia y es el artífice intelectual del envío de más de 500 toneladas de cocaína, valoradas en unos 10.000 millones de dólares, a Estados Unidos.

«El (Don Diego) y el alias 'Jabón', (Wilber) Varela, eran como Pablo Escobar y los Rodríguez Orejuela, equivalentes en el poderío», refirió Santos.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cayó el más importante narco de Colombia