Cayó muerto sobre una parrilla



CIPOLLETTI (AC).- Un hombre de 61 años falleció de un paro cardíaco cuando se disponía a apagar las brasas del asado que había comido poco antes con un grupo de compañeros de trabajo. Ocurrió el martes alrededor de las 15 en una chacra de las afueras de Cipolletti, en inmediaciones a la Ruta 151. Aunque el caso generó sospechas, oficialmente se confirmó que el deceso fue por causas naturales y que el hombre se desplomó sobre la parrilla cuando ya sus compañeros habían regresado a sus labores de la chacra. Ellos mismos lo encontraron sin vida horas después y alertaron a las autoridades. La autopsia habría confirmado la afección coronaria preexistente. Se supo que el desafortunado obrero rural no tiene familiares en la zona y por eso ayer sus parientes viajarían desde La Pampa para recibir sus restos.


Comentarios


Cayó muerto sobre una parrilla