Cayó sospechoso de un robo en Zapala



ZAPALA (AZ).- Un joven con antecedentes policiales fue detenido el miércoles por la tarde en Bariloche, por su presunta participación en el asalto a la Distribuidora del Sur, ocurrido hace pocos días en Zapala.

El sujeto, de 23 años, habría estado involucrado en el golpe donde dos delincuentes sustrajeron unos 55.000 pesos de la empresa zapalina.

Fuentes oficiales revelaron que además se habría allanado un domicilio donde se secuestró documentación de suma importancia relacionada con la causa.

El detenido, conocido en el ambiente delictivo barilochense como uno de los cómplices del “Jabalí” Cid, será trasladado hoy a Zapala donde prestará declaración indagatoria ante el juez Oscar Domínguez.

La investigación fue elaborada en conjunto por efectivos policiales de la Brigada de Zapala y sus pares de Río Negro.

Antes de la caída del sospechoso, sólo había un detenido por el hecho. Esta persona fue arrestada poco después del robo y todavía no está claro cual fue el rol que supuestamente habría jugado en el asalto.

Según trascendió de fuentes cercanas a la investigación, la pesquisa realizada en Bariloche permitió determinar que una mujer cercana a uno de los implicados adquirió un automóvil apenas dos días después del hecho.

Al parecer, la policía habría secuestrado hasta el boleto de compra venta donde constaría que la operación se realizó en esa fecha.

En tanto, en los últimos días circuló intensamente en la ciudad una versión que indicaba que los sujetos habían sido trasladados después de cometer el hecho desde Zapala a Bariloche en un radiotaxi.

Incluso se llegó a mencionar que habrían pagado por el viaje una suma cercana a los 1.000 pesos.

El robo se concretó el jueves 12 poco después de las 20:30. El empresario Juan Carlos Ramello estaba por cerrar la distribuidora cuando dos personas irrumpieron portando armas y redujeron a quienes se encontraban allí en ese momento.

Uno de lo datos que más llamó la atención de los investigadores fue el grado de violencia que emplearon los delincuentes, quienes golpearon al dueño para obligarlo a abrir la caja de seguridad.

Dejaron maniatados a los empleados y en pocos minutos lograron huir con un botín estimado en 55.000 pesos y una cantidad no determinada de cheques. A pocas cuadras del lugar del hecho se hallaron una campera y un revolver de juguete que fueron secuestrados.


Comentarios


Cayó sospechoso de un robo en Zapala