Cenas especiales para recibir el año en la montaña

En los refugios se ofrecen desde cordero horneado, salmón rosado hasta pavo relleno. El combo incluye además la inigualable experiencia de celebrar en un entorno natural.



#

Las cenas en los refugios son parte de la tradición barilochense. Archivo

FIESTAS

Esperar el año nuevo en un refugio de montaña puede constituir una opción tentadora para quienes deciden declinar por una vez de la reunión familiar o de la cita en un restorán céntrico. Las interesados son muchos, especialmente si hay buen tiempo, y la oferta que tienen a disposición es cada vez más variada.

Los platos de cuidada elaboración compartidos en grupo y a la luz de las velas, instantes después de contemplar el tardío atardecer entre los picos cordilleranos es parte de la tentadora propuesta para los caminantes.

En estos días todos los refugios están habilitados y ofrecen servicios de comidas y pernoctes, aunque también es posible acampar en las inmediaciones.

Pero aquellos que deciden recorrer los extensos senderos para recibir el 2015 entre glaciares o a orillas de una laguna de altura se encontrarán con cenas especiales que pueden transformarse en una experiencia única.

En la noche del 31 el refugio Otto Meiling, en el cerro Tronador, ofrecerá como plato principal cordero horneado con milhojas de papas y crema, más entrada, postre y una copa de champagne, por 500 pesos.

El refugio Manfredo Segre en Laguna Negra -al que se puede acceder desde Colonia Suiza- propone una entrada de matambre de pollo con guarnición, como plato principal salmón rosado con papas a la crema y de postre mousse de chocolate con brownies y frutos rojos. El “combo” con la cena de fiesta, el pernocte más el primer desayuno del año tiene un costo de 470 pesos.

En el cerro López, el refugio ofrece una vista inmejorable del lago Nahuel Huapi y del Bariloche nocturno. Allí el menú será arrollado de atún y primavera; como plato principal pavo relleno, bondiola de cerdo agridulce y ensaladas; un postre con frutos rojos y brindis final con “mesa dulce”. El precio es de 600 pesos con el pernocte incluido.

El refugio Jakob también permanecerá abierto y recibirá con calidez a quienes deseen esperar allí el 1 de enero, pero no habrá cena especial porque sus responsables eligen mantenerse al margen de “la comercialización de las fiestas”.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Cenas especiales para recibir el año en la montaña