Centenario: rescatan a un chico de pozo ciego



NEUQUÉN (AN).- Cuatro bomberos voluntarios rescataron a un niño de diez años que había caído accidentalmente a un pozo ciego en el barrio Huemul de Centenario. El nene no presentaba lesiones de gravedad aunque fue asistido en el hospital. El accidente ocurrió el miércoles en una vivienda de la calle Gabriela Mistral, manzana 339, del barrio Huemul, a unas 15 cuadras del centro de Centenario. El suboficial de bomberos, Patricio Álvarez, relató que 20.11 recibieron el llamado de auxilio y que en un minuto arribaron al lugar donde se encontraron con un panorama tenso y desesperante. El niño de 10 años, robusto y que padece cierto retraso según el relato de los bomberos, había caído en un pozo ciego de 3,40 centímetros, de agua servida. “Tenía agua hasta el pecho más o menos”, indicó Álvarez. De inmediato la dotación integrada por Álvarez, José Hueche, Federico Ortiz y Robinson Aravena procedió a realizar el rescate. Hueche bajó hasta donde estaba el nene. “La familia estaba muy nerviosa, y el nene había entrado en estado de shock, pedía por su mamá todo el tiempo”, relató Álvarez. Hueche le colocó al niño una faja de seguridad, lo amarró a su cuerpo y lo subió. El procedimiento duró menos de cinco minutos. Al llegar a la superficie el nene fue recibido por su madre, y junto a algunos vecinos lo enjuagaron para evitar contagios al haber estado en contacto durante unos 15 minutos con aguas servidas. Personal del hospital de Centenario que llegó al lugar, asistió al menor y luego fue trasladado al nosocomio para descartar cualquier lesión interna. Horas más tarde fue dado de alta. Álvarez detalló que el pozo ciego estaba en la parte frontal de la vivienda, que al parecer no estaba en uso ya que la casa contaba con red de cloacas. “Tenía una tapa muy precaria. La pudo haber corrido o pudo haber estado destapada”, agregó el bombero.


Comentarios


Centenario: rescatan a un chico de pozo ciego