Central nuclear: Nación evalúa una respuesta al giro que dio Weretilneck



Buenos Aires

El gobierno nacional fijará en las próximas horas una posición sobre la suerte de la central nuclear que se iba a instalar en Río Negro. Pero hay una inocultable sensación de malestar en despachos oficiales con la decisión de gobernador Alberto Weretilneck de dar marcha atrás.

La idea original era dar a conocer ayer un comunicado en el que se hiciera pública la carta que envió el sábado Weretilneck a la Nación, desistiendo de la idea. Aún evalúan su conveniencia. En el texto enviado a Buenos Aires trascendió que el gobernador reconoce los beneficios del emprendimiento, pero argumenta como principal motivo de su decisión: “La ciudadanía rionegrina no lo quiere”. En la Rosada asocian la decisión de Weretilneck a su derrota electoral en las Paso.

El gobierno defiende la idea de la instalación de la central nuclear, y maneja un “Plan B” para el caso de que se dé por definitivo el rechazo rionegrino.


Comentarios


Central nuclear: Nación evalúa una respuesta al giro que dio Weretilneck