Central quebró un viejo maleficio

Ganó el clásico como visitante después de 22 años y, encima, es el único puntero del torneo.





Los jugadores de Central festejan el triunfo frente a Newell"s y la punta del Apertura.
ROSARIO (Télam).- Rosario Central se convirtió ayer en el único puntero del torneo Apertura de primera división en una tarde redondísima: venció a Newell"s, como visitante, por 2 a 0, después de 22 años de no hacerlo en el Parque de la Independencia y se reencontró con el liderazgo del certamen gracias al "Huracán" desatado en Núñez.

Central no ganaba en terreno de Newell"s desde 1980, considerando además que el equipo de Arroyito estuvo en ese lapso durante una temporada (1985) en la vieja Primera B.

En el primer tiempo Newell"s comenzó dominando el desarrollo y llegó al área rival a través de sus volantes externos.

Central equilibró el juego sobre el cuarto de hora y tuvo también como protagonistas a los mediocampistas por afuera al momento de atacar.

Pero Cristian Pino transformó los problemas de perfil para marcar sobre la izquierda en proyecciones por el mismo costado para enviar centros al área de Oscar Passet.

Y en apenas dos minutos el equipo de César Menotti metió dos tiros en los palos, en las que fueron las llegadas más peligrosas de la etapa antes del gol.

Hasta que a cinco minutos Figueroa apareció en el centro del área -libre de marcas- para conectar de cabeza un centro desde el costado izquierdo de Germán Rivarola y desatar así la euforia en la tribuna visitante.

Ya en el descuento Liendo se agredió con Rivarola y si bien tenía una amonestación desde los 25, vio la tarjeta roja directa de Baldassi, privando a Newell"s de contar con una de sus mejores figuras.

En el segundo tiempo y con un hombre menos, Newell"s pareció compensar su inferioridad numérica hasta que el entrenador Julio Zamora decidió sacar a Damián Manso para incluir a Guillermo Marino, en un cambio que causó una mala impresión en la parcialidad "rojinegra".

Sacripanti tuvo una chance para marcar a los 11, cuando conectó de chilena y Castellano desvió al córner junto al poste izquierdo, mientras que Martín Mandra, debajo del arco de Passet, respondió para Central rematando violentamente y mandando el balón por encima del travesaño.

Ambos generaron situaciones de riesgo en la segunda mitad de la parte final: el local con un cabezazo de Marino a los 22 que contuvo Castellano y con un tiro de Gustavo Rodas que el "1" sacó por arriba, en tanto que para el visitante, Mandra desperdició una buena jugada individual y César Delgado (39") dilapidó un contraataque al disparar alto.

Pero a tres minutos del final, en otro contraataque al que invitaba un Newell"s jugado en busca del empate, otra vez Delgado cedió por la derecha a Arriola y el "Tom" la tocó debajo del arco para asegurar el resultado.

"Tuvimos personalidad"

Estas son algunas de las declaraciones de los principales protagonistas del clásico rosarino:

"Fue un partido con una gran carga emotiva para ambos equipos y para los hinchas. El encuentro se ganó por la gran personalidad ante un equipo que juega muy bien, lo que hace más valioso aún nuestro triunfo. Si bien es cierto que en algunos momentos se nos complicó, Central anduvo por el camino correcto, no se desesperó y quebramos esta racha nefasta de 22 años sin ganarles en el Parque. Trabajamos bien los espacios y tuvimos la claridad necesaria para redondear una muy buena tarde", analizó César Menotti, el DT de Rosario Central.

Se terminó todo: "Perder estos partidos son los que implican un doble dolor ya que nos jugábamos mucho. Alguna vez esta racha se iba a terminar y justo se dio hoy. Yo soy el responsable absoluto de la derrota ya que en algo me habré equivocado. Central nos ganó bien porque manejaron bien la pelota y concretaron sus situaciones, algo que nosotros no supimos hacer", la sinceridad del técnico de Newell"s, Julio Zamora.

"Estamos solos": "Estábamos muy atentos al resultado de Ríver y nos enteramos de su derrota en el vestuario. Ahora quedamos solos en la punta y hay que disfrutarlo. Fue un partido muy difícil. La responsabilidad de dar vuelta una racha de 22 años, pesaba un poco, hubiera sido de necios negarlo. Después de un arranque malo, superamos colectivamente a Newell"s y el resultado fue totalmente justo", dijo el volante de Central, Luciano De Bruno.

Increíble agresión de Domizi

El mediocampista de Newell"s Cristian Domizi agredió ayer al delantero de Central Martín Mandra, cuando el futbolista "canalla" estaba hablando con la prensa, una vez consumada la victoria del equipo de Menotti.

Luego de aplicarle un golpe en el cuerpo a Mandra, Domizi trató de explicar la agresión: "Me molesta mucho que jugadores que no son de Rosario festejen una victoria en el clásico".

Por su parte Mandra, respondió luego que él se dedica "a jugar y no a aplicar codazos y trompadas".

"En el fútbol nos conocemos mucho y sabemos quién es quién. Hay algunos que pegan y hablan, pero yo me preocupo por Central", dijo el atacante.

En otro orden, el arquero Oscar Passet aceptó que Central "ganó bien y marcó la diferencia en el juego en el primer tiempo. El árbitro Baldassi no convalidó el gol de Lagorio. Pero igual, para mí queda claro que no perdimos por el árbitro".


Comentarios


Central quebró un viejo maleficio