Cercados, abandonaron botín de $ 300.000

Con un detallado plan sopletearon un cajero automático de Bariloche.



#

Toncek Arko

El cajero del Banco de La Pampa estaba repleto de dinero por el fin de semana. La suma y las herramientas aparecieron en un auto robado.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Dos sujetos violentaron en la madrugada de ayer un cajero automático en la sucursal local del Banco de La Pampa y se alzaron con 300 mil pesos. Pero minutos después, ya en la calle, despertaron las sospechas de una patrulla policial y optaron por escapar y abandonar el botín. Los ladrones dejaron el dinero y las herramientas que habían usado para sopletear el cajero en un vehículo robado, a unos 200 metros del banco. Escaparon en otro auto que ayer fue buscado intensamente, sin resultado. Todo ocurrió minutos después de las 5 en el banco de calle San Martín al 600, que cuenta con un solo cajero. Los delincuentes ingresaron al box y de inmediato desplegaron unos cartones a modo de biombo sobre la puerta de vidrio para no ser vistos desde el exterior. También neutralizaron la cámara interna con pintura en aerosol. Tomados esos recaudos, abrieron el cajero valiéndose de un soplete y se apropiaron de los cartuchos con el dinero dispuesto para todo el fin de semana. La maniobra disparó una alarma automática que alertó a la Comisaría Segunda del Centro Cívico, ubicada a unas seis cuadras. El primer móvil habría tardado unos cinco minutos en llegar al banco, pero los ladrones ya se habían ido. El plan de robo pareció muy bien urdido pero falló en el momento menos pensado. Al parecer los autores habían robado en los momentos previos un Fiat Uno para usarlo como apoyo y la policía ya los había comenzado a rastrear. Eran alrededor de las 5:20 cuando dos uniformados que recorrían el sector a pie los localizaron junto a un muro lateral del sanatorio San Carlos, sobre la avenida Bustillo, a no más de 400 metros del banco. Observaron también a otro vehículo ubicado al lado (podría ser un Citroën C4) con varias personas a bordo, quienes huyeron a toda velocidad cuando comprobaron que tenían a la policía encima. Y mientras los efectivos se lamentaban por haberlos perdido, inesperadamente hallaron dentro del Fiat el producto del robo al cajero junto con las herramientas de los ladrones. La búsqueda de los autores se puso en marcha de inmediato, pero hasta última hora de ayer no había detenciones. La actuación judicial está a cargo del fiscal Guillermo Lista, quien tiene la descripción del auto empleado en la huida y las breves imágenes captadas por la cámara del cajero antes de que la taparan con aerosol. Desde la Unidad Regional de Policía informaron que “por las características del hecho, los autores no serían de Bariloche”. Indicaron también que el operativo cerrojo incluyó avisos a provincias vecinas y apoyo de Gendarmería. Esta misma semana un turista de Buenos Aires fue asaltado a la salida de un cajero en Mitre al 500 por un ladrón solitario y desarmado que lo despojó de unos 5.000 pesos.


Comentarios


Cercados, abandonaron botín de $ 300.000