Cerraron tres horas el aeropuerto de Viedma por una amenaza de bomba





VIEDMA.- Una amenaza de bomba provocó el cierre temporario del aeropuerto «Gobernador Castello» de esta capital.

Luego de una inspección de más de tres horas se reabrió y funcionó normalmente.

Momentos de tensión se vivieron ayer en la aeroestación local debido a una amenaza de bomba que según un llamado telefónico anónimo se colocaría «en el primer vuelo que saliera de la aeroestación». Al cierre de esta edición no se había detectado el origen de la llamada.

Todas las instalaciones y el equipaje de pasajeros de los vuelos entrantes y salientes se revisaron minuciosamente para detectar algún posible artefacto explosivo. Afortunadamente la búsqueda fue infructuosa. Los efectivos destacados en el lugar continuaron con una tarea preventiva a lo largo de la jornada.

La llamada anónima la recibió a las 9.45 de ayer en su despacho el titular de Defensa Civil, Jorge Amaro, quien inmediatamente avisó a las autoridades del aeropuerto y a la Fuerza Aérea Argentina encargada de la seguridad de la estación aérea.

También tomó intervención la jueza Federal, Mirta Filipuzi, quien dispuso la colaboración de la policía Federal y de los bomberos de Río Negro.

La información policial dio cuenta de una inspección en «la totalidad de las instalaciones incluyendo la pista, el perímetro, el edificio central y otras construcciones». El resultado fue siempre negativo.

El equipaje de los pasajeros -sorprendidos por el operativo y nerviosos por la amenaza- también fue revisado por personal de bomberos.

Según lo informado por el jefe del cuerpo de Bomberos local, Miguel Corradini, «la gente estaba nerviosa pero entendió que la revisación fue por su bien y colaboraron ampliamente».

Por su parte el representante de la firma Aeropuertos Argentina 2000, Julio Pérez, sostuvo que «siempre que hay una amenaza de bomba se hace el mismo procedimiento de requisa» y explicó que «es muy común en todos los grandes aeropuertos recibir este tipo de llamadas, casi a diario».

Sin embargo, indicó que debido al accidente ocurrido el martes en el Aeroparque metropolitano, «la gente está mucho más sensibilizada y vive estos momentos con mayor exaltación y nerviosismo».

El único trastorno operativo fue «el desvío hacia Bahía Blanca del vuelo proveniente de Roca de la línea Sapsa, a causa de la revisión de las pistas».

Una vez rehabilitada la aeroestación, el avión pudo regresar y aterrizar normalmente.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cerraron tres horas el aeropuerto de Viedma por una amenaza de bomba