CFK dijo que ignoraba los contratos de Báez y apuntó a sus colaboradores

Calificó de “disparate” la investigación y denunció que buscan proscribirla en las elecciones. “Este gobierno es una asociación ilícita terrorista”, dijo.



1
#

Trajecito sastre. La expresidenta, a su llegada a Comodoro Py.(Foto: télam )

2
#

Entre los suyos Cristina Kirchner, ayer. rodeada por la militancia a la salida de su indagatoria ante la justicia. Denunció persecución y pidió la nulidad de la causa. (Foto: ap )

La ex presidenta Cristina Fernández aseguró en la Justicia que no es “amiga ni socia comercial” de Lázaro Báez, rechazó haber direccionado la obra pública en favor del empresario detenido y denunció que su situación judicial es producto de que buscan “proscribir” su candidatura en las próximas elecciones.

Fernández fue indagada ayer en los Tribunales federales de Buenos Aires por el juez Julián Ercolini y los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, en la causa que investiga la supuesta “matriz de corrupción” en la obra pública durante el kirchnerismo.

La expresidenta calificó la causa como “un disparate mayúsculo” y sin contestar preguntas repitió varios de los argumentos planteados por su defensa en escritos previos. Según trascendió, aceptó que en todos los gobiernos se pone “gente de confianza”, pero consideró “ridícula y sesgada” la acusación.

CFK además dijo que no tenía “ni idea” de las adjudicaciones a Báez y aseguró que la obra pública era “ejecutada por la jefatura de Gabinete” y “controlada por el Congreso”.

Fernández reiteró ese argumento más tarde en un contacto con la prensa. Insistió en que se realice “una auditoría completa sobre todos los contratos de obra pública de sus dos gobienros. Y volvió a reclamar que se declaren nulos el dictamen fiscal y el llamado a indagatoria.

Denunció además que es víctima una “persecución política similar a la que ocurre en la región contra gobernantes que se han esforzado por la inclusión social y los vulnerables”. Y calificó al gobierno de Macri como “una asociación ilícita terrorista”.

Fernández ingresó a las 10.13 al edificio de Comodoro Py por una puerta lateral y se retiró a las 12.59 por el mismo sitio que había llegado. Antes de que el coche arrancase y saliera de los tribunales, bajó la ventanilla y bromeó con un colaborador: “Sólo faltó Lorenzetti”, por el presidente de la Corte Suprema.

Unos tres mil militantes la acompañaron a la distancia, liderados por Martín Sabbatella y Luis D’Elía. Hubo un breve choque con gendarmes, pero no pasó a mayores.

Y de rebote, una causa

contra el presidente

“El Congreso fija las obras y las controla con la Auditoría. La jefatura de Gabinete las ejecuta. Yo no tenía ni idea de los contratos” a Báez.

“Estamos frente a una formidable maniobra de persecución política y hostigamiento mediático, que ya vimos en Brasil”.

“El gobierno está tratando de tapar el desastre económico y social de la Argentina. Son una asociación ilícita terrorista”.

Cristina Fernández

de Kirchner

Expresidenta de la Nación.

“Esa agua no,

yo traje la mía”.

“Esa agua no, yo traje la mía. No es por desconfiar...”, le dijo Cristina Fernández al juez Ercolini, cuando le ofrecieron algo para beber. Enfundada en un traje sastre color camel Cristina llegó y a media mañanade ayer, cuando ya los tribunales se habían convertido en una fortaleza: 150 hombres de la Policía Federal se instalaron adentro del edificio mientras afuera se destinaron otros 250 agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Prefectura y Gendarmería.

Datos

La ex presidenta Cristina Fernández contraatacó ante la justicia apuntando al presidente Macri porque, dijo, habría favorecido a la empresa constructora de su primo, Angelo Calcaterra, en la financiación de las obras del soterramiento del tren Sarmiento.
“Investiguen los favores a IECSA”, la firma de Calcaterra, dijo la ex presidenta durante la audiencia.
CFK consideró que el gobierno de Macri modificó “el contrato original” firmado por su administración, donde se exigía “el financiamiento privado”, y procedió a otorgarle $45.000 millones de “fondos públicos” al consorcio por “IECSA, del primo de Macri, la italiana Ghella y la brasileña Odebretch”.
A raíz de esos dichos, los fiscales Pollicita y Mahiques resolvieron que actuarán de oficio y radicarán una denuncia penal para que se investigue.
“El Congreso fija las obras y las controla con la Auditoría. La jefatura de Gabinete las ejecuta. Yo no tenía ni idea de los contratos” a Báez.
“Estamos frente a una formidable maniobra de persecución política y hostigamiento mediático, que ya vimos en Brasil”.
“El gobierno está tratando de tapar el desastre económico y social de la Argentina. Son una asociación ilícita terrorista”.

Comentarios


CFK dijo que ignoraba los contratos de Báez y apuntó a sus colaboradores