CFK ordena revelar los nombres de los espías del caso AMIA

El titular de la Secretaria de Inteligencia, Oscar Parrilli, ordenó levantar hoy el secreto que pesa sobre la identidad de los espías que aparecen en las escuchas que realizó el fiscal Alberto Nisman, quien apareció muerto anoche en su departamento de Puerto Madero, en circunstancias que investiga la Justicia. Hasta ahora el Gobierno se negaba a revelar estas identidades.

TRAS LA MUERTE DE NISMAN

La Secretaría de Inteligencia, a instancias de la presidenta Cristina Fernández, levantó hoy el secreto sobre una serie de conversaciones telefónicas que formaban parte de la denuncia efectuada por el fallecido fiscal Alberto Nisman, pero pidió más información para revelar la identidad de los espías mencionados en la acusación.

Así se desprende de dos oficios enviados esta tarde por el secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, a la jueza federal María Servini de Cubría, quien estuvo hasta el viernes pasado subrogando a su colega Ariel Lijo, a cargo de la causa por encubrimiento de la AMIA.

En una de las misivas, Parrilli informó al juzgado sobre el pedido de Nisman para “desclasificar la identidad, las acciones y circunstancias correspondientes al personal de inteligencia” que aparece en las intervenciones telefónicas de cuatro teléfonos reportados por el fiscal y cuyos datos esta agencia no publicará.

“A fines de brindar la colaboración que sea necesaria, se hace saber a su Señoría que por expresa instrucción de la Señora Presidenta de la Nación, por medio de la presente se autoriza a la desclasificación del producido de las intervenciones” sobre los abonados solicitados, y “de todo otro material, archivo e información de inteligencia vinculado a la investigación del atentado contra la AMIA, conforme ya fuera dispuesto por los decretos 787/03 y 291/03”, sostuvo el escrito.

En un segundo oficio, Parrilli advirtió que “desconociéndose el contenido de la denuncia presentada por el doctor Nisman, es que peticiono a Vuestra Señoría tenga a bien proceder a identificar los nombres del personal de este organismo que se encontrarían referidos a la mentada denuncia, a efecto de proceder al levantamiento del secreto de los mismos”.

En la denuncia, Nisman había asegurado que espías de la Secretaria de Inteligencia integraban la lista de sospechados por el delito de encubrimiento a la hora de haber armado un complot para desviar las imputaciones contra Irán y culpar por la masacre a un “sector facho”.

En ese marco, tras formular su acusación, Nisman solicitó formalmente a Parrilli la descalcificación de archivos e identidades para no violar la ley de inteligencia.

DyN


Comentarios


CFK ordena revelar los nombres de los espías del caso AMIA