CGT y CTA harán un paro conjunto por Neuquén

El de la central de Moyano será de una hora y el de Yasky por 24, para el lunes.





BUENOS AIRES (Télam).- La CGT y la CTA convocaron ayer en forma conjunta a un paro nacional para el lunes, en repudio a la «represión ejercida por el gobierno de Jorge Sobisch», que derivó en el asesinato del docente neuquino Carlos Fuentealba.

En un histórico gesto de unidad, los líderes de la CTA, Hugo Yasky y, y de la CGT, Hugo Moyano, expresaron en una conferencia de prensa su «más enérgico repudio» a los «gravísimos hechos» ocurridos en Neuquén, que «retrotraen» al país a «épocas de la dictadura militar», dijeron.

Como muestra de esa decisión compartida, todos los gremios docentes del país adhirieron al paro que, en la órbita de la CTA tendrá una duración de 24 horas, y, en el caso de la CGT se concretará entre las 12:00 y las 13:00 del lunes próximo.

«Este documento es el comienzo de toda una actividad en conjunto que dará la CTA y la CGT para defender incondicionalmente los derechos y reclamos de los trabajadores argentinos», afirmó Moyano, durante la conferencia que compartió con Yasky, en la sede porteña de la CTA. Yasky anunció además la realización de un acto el lunes, a partir de las 11:00, en el Obelisco, desde donde partirá una marcha hacia la Casa de Neuquén de esta Capital, para «reafirmar el no a la represión» y la necesidad de «construir una

democracia que respete los derechos de los más débiles». «Que todos los gremios docentes hayan convocado a un paro por primera vez tiene un altísimo valor», evaluó el secretario general de la CTA y titular de CTERA, quien responsabilizó al gobernador de Neuquén, Jorge Sobisch, por lo ocurrido en esa provincia patagónica.

Yasky fue más allá en sus críticas al mandatario provincial y opinó que «si la institución democrática funciona, (Sobisch) deberá salir (del poder) después del juicio político que le corresponda». «¿Se imaginan si ese personaje chiquito llegara a la Presidencia de la Nación? Dios mío, ¿que nos pasaría?», disparó a su vez Moyano contra Sobisch, a cuyo gobierno definió como «autoritario», con prácticas «incalificables y repudiables».

En el documento conjunto firmado por Yasky y Moyano se subrayó que fue «errado» el camino elegido por los sectores «más reaccionarios de la sociedad» para «condicionar la libre discusión salarial llevada adelante por los trabajadores en paritarias».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
CGT y CTA harán un paro conjunto por Neuquén