Chacareros se organizan para evitar los asaltos

Los damnificados viven en la zona de China Muerta.

Daniel Ferráz y Alejandro Cuevas reclaman un freno para la ola de inseguridad.
NEUQUEN (AN).- «A veces es preferible guardar la escopeta y no hacer un solo disparo», aseguró Alejandro Cuevas sentado a la sombra de un parral. «Una vez mi sobrino tiró un tiro al aire porque sintió ruidos y le respondieron con veinte balazos que no sabía de dónde venían». De esta forma Cuevas describió la situación de inseguridad que viven día a día los chacareros de la zona de China Muerta.

Por este motivo, un grupo de 30 chacareros del lugar comenzó a organizarse con el único objetivo de intentar frenar la situación de inseguridad que viven cotidianamente. Y ya están evaluando las posibles medidas a tomar para frenar la ola de asaltos.

Si bien están dando los primeros pasos a través de reuniones semanales, ya contemplaron la posibilidad de instalar sirenas en cada una de las chacras, además de contar con un teléfono celular cada chacarero para comunicarse en caso de que se produzca un asalto.

«Acá no hay teléfonos, no tenemos iluminación en las calles, y la distancia entre las chacras es bastante grande», indicó Cuevas. «Por eso estamos pensando en las sirenas, para que todos nos podamos enterar de que hay un robo y de esa forma ir y brindar una mano», precisó.

Animales, frutas, herramientas, chapas, incluso ruedas de una camioneta, fueron algunos de los elementos que perdieron los chacareros debido a los asaltos de los que fueron y siguen siendo víctimas.

Si bien radicaron las denuncias de los robos ante la policía en la mayoría de los casos, nunca tomaron conocimiento de que se haya producido el esclarecimiento de alguno. Y, según indicaron, la policía no incrementó la vigilancia en la zona.

«Hace poco tiempo vino un grupo de ladrones y encerró a un matrimonio de ancianos en su casa de acá cerca y después de carnear una vaquillona que era de ellos, se fueron como si nada arrastrando el animal muerto», comentó Daniel Ferráz, otro de los chacareros de la zona que está participando en la organización de vigilancia vecinal.

Ferráz, además de haberle dado hospedaje a este matrimonio por las noches en su casa luego del asalto, se vio obligado a dejar los dos caballos que tiene a metros de su vivienda, atados con una soga a la estructura de hierros que sostiene el parral.

En China Muerta hay cerca de 20 chacareros que viven de forma estable y otros 10 que están comenzando a poner las chacras en producción con distintos emprendimientos.

La situación de inseguridad es una constante en los últimos meses que también se vive en la provincia de Río Negro, y que en algunos casos terminó trágicamente con la vida de algunos chacareros.

Aquellos propietarios que no viven en las chacras también padecieron robos y destrozos. Así lo indicó Héctor Urrutia, un productor que se dedica a cultivar frutillas y cerezas.

«A mí me robaron el techo completo de la construcción que estaba haciendo y una bomba de riego», explicó. Y señaló que cada día se van sumando mayor cantidad de chacareros a la iniciativa que están impulsando.

Al igual que Jesús Carrizo, encargado de una chacra, Urrutia aseguró que los robos se producen en toda época del año. «En verano te roban por la cosecha y aprovechan y te llevan alguna otra cosa que puedan», dijo. «Pero la preocupación nuestra es que en invierno, además de robos habituales, nos lleven los frutales como sucedió en otros lugares de Neuquén y Río Negro para luego venderlos», agregó.

Días atrás llamaron a la cooperativa eléctrica reclamando por el corte de electricidad en la zona. Al llegar los operarios al lugar y comenzar con las tareas de revisión, comprobaron que el corte se debía a la falta de la línea de alta tensión. «Es no creer, pasó a plena luz del día: se robaron la línea», concluyeron.

Moneda corriente y saldos trágicos

NEUQUEN (AN).- La ola de asaltos registrada en las chacras de la zona no es reciente. El problema viene desde hace tiempo, es moneda corriente, se vive también en la provincia de Río Negro, y en algunos casos dejó saldos trágicos.

A mediados del año pasado, tal como lo anunció este medio, los chacareros de la provincia de Río Negro, Allen y Roca principalmente, comenzaron a organizarse ante los asaltos que sufrieron.

Una de las principales medidas que adoptaron fue la de incrementar la cantidad de armas con las que contaban, y se manifestaron a favor de defenderse «a los tiros» contra los delincuentes, de ser necesario.

En Plottier, el pasado 1 de enero, el chacarero Marcial González Arias (89) fue brutalmente torturado y posteriormente fusilado por dos delincuentes que lo asaltaron en la chacara donde vivía.

Ese mismo día dos familias fueron asaltas en una chacra de Confluencia Rural, en la capital neuquina aunque no hubo que lamentar víctimas fatales.

Si bien en el caso de González Arias los delincuentes fueron detenidos al día siguiente de cometer el hecho y actualmente están a disposición de la justicia, muchos de los asaltos que se producen en zonas de chacras quedan sin ser esclarecidos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora