Chacarriba, Brown abajo



1
#

2
#

3
#

4
#

Arriba: Subidos encima del travesaño, una costumbre en cada festejo futbolístico, los jugadores de Chaca celebran el regreso a la Primera División. Luego, el arco se quebró por la cantidad de gente subida, pero no hubo lesiones. Derecha arriba: La merecida vuelta olímpica. No hay festejo de campeonato, pero el ascenso es mérito suficiente para el giro. Derecha centro: “Volvimos”, rezan los gorros del festejo. Jugadores, dirigentes, cuerpo técnico e hinchas se mezclan en un sólo grito de felicidad. El estadio, repleto. Derecha abajo: Brown tuvo todo a favor, pero por enésima vez en el torneo, dejó pasar la chance de subir a Primera.

CHACARITA VOLVIÓ A LA PRIMERA DIVISIÓN

Chacarita se despertó. Después de una pesadilla que duró siete años, recordó quien era. El Funebrero es de Primera, esa misma división en la que jugó durante 60 temporadas y en la que también sumó un título, allá por 1969, en el Metropolitano.

Era hora de ponerle punto final a la situación. Porque la pesadilla comenzó en 2010, pero en 2012 entró en su fase más dura. Chacarita estuvo mal, tan mal que bajó a la B Metropolitana. Y le costó recuperarse.

Recién en el torneo de transición 2014/15, el Funebrero logró retornar al Nacional B. Y siguió penando con la ilusión de volver a Primera siempre presente.

Tuvo que ser el engendro de 46 fechas el que posibilitara el retorno del elenco de San Martín a la categoría a la que siempre perteneció. Y fue ayer cuando se concretó el ansiado objetivo.

Tras empatar 1-1 con Argentinos, vigente campeón del Nacional B, Chacarita consiguió su pasaje para la Superliga 2017/18, donde volverá a cruzarse con viejos rivales.

En el camino quedó Brown de Madryn, que llevaba una ventaja considerable de cara al tramo final del campeonato pero dejó pasar una oportunidad histórica. Ni siquiera con la ventaja de la localía y un rival teóricamente accesible logró forzar un desempate en una última fecha que fue casi para el infarto.

San Martín fue una fiesta desde temprano. Las tribunas del estadio de Chaca estuvieron repletas, y el clima de ascenso se sentía incluso cuando por delante había un duro compromiso.

Argentinos dio una cachetada tempranera por intermedio de Cabrera, que puso el 1-0 a los 26 de la primera etapa. Sin embargo, no hizo más que despertar al Funebrero, que no contó con tantas chances pero supo hacer valer las que tuvo.

Sobre los 36, llegó la oportunidad de poner pardas. El arquero del Bicho salió demasiado lejos a cortar y cometió un penal que Rodrigo Salinas, goleador de Chaca, cambió por festejo. Y de allí en más, el marcador no volvió a moverse.

La confirmación del 0-0 en Madryn entre Brown y Boca Unidos fue suficiente. A partir de ahí, Chaca volvió a ser el de siempre.

Podio Nacional B

Datos

“Junto a Argentinos somos los que mejor fútbol desplegamos. Es muy emocionante todo. Tenemos un grupo que es espectacular”
expresó emocionado Walter Coyette, DT de Chacarita, tras el ascenso definitivo.

Comentarios


Chacarriba, Brown abajo