“‘Chacho’ es una figura descollante”

Lejos de disiparse, la insistencia desde la Alianza para que Alvarez sea candidato a senador se refuerza día a día. De la Rúa lanzó elogios a la figura de ‘Chacho’, quien no se mueve del “no”.

Tras la afirmación de “Cha-cho” Alvarez desde Villa la Angostura de que no tiene “ganas” ni “interés” de ser candidato a senador nacional por la Alianza, el presidente Fernando de la Rúa salió ayer a ensalzarlo, al calificarlo como “una figura descollante”, aunque eludió pronunciarse sobre una eventual postulación del ex vicepresidente.

“Si hoy me preguntan si quiero ser candidato, digo que no, no tengo ninguna gana ni voluntad para candidatearme para ningún cargo para este año”, remarcó Alvarez , en declaraciones exclusivas a “Río Negro” publicadas ayer.

Eas declaraciones de Alvarez fueron ampliamente difundidas por los medios nacionales y el presidente De la Rúa no pudo esquivar que en una conferencia de prensa que ofreció en la Casa de Gobierno, se lo consultara sobre la posible candidatura de su ex compañero de fórmula.

“Ustedes saben el afecto y el respeto que le tengo. Sólo puedo decir que es una gran figura y es un hombre incuestionable”, comenzó diciendo el jefe de Estado al referirse a Alvarez y luego agregó que “habrá que ver lo que dice él mismo”, cosa que había hecho ante este diario.

En tercera persona

Hablando en tercera persona, De la Rúa dijo que “el presidente no se pone en formular estos pedidos o indicar determinadas candidaturas” y remató enfatizando que “no hay duda que la suya es una figura descollante”.

El nombre de Alvarez para convertirse en aspirante a ocupar una banca en la Cámara alta comenzó a mencionarse en los últimos días, pero el jueves tomó mucho más fuerza cuando su posible candidatura fue respaldada por el ministro del Interior, Federico Storani, y el jefe y vicejefa de gobierno porteño, Aníbal Ibarra y Cecilia Felgueras, a los que ayer se sumó la titular de la cartera de Desarrollo Social, Graciela Fernández Meijide.

Alvarez trató de serenar los ímpetus de algunos dirigentes de la Alianza que lo impulsan para que compita en los próximos comicios legislativos y subrayó con firmeza que “si hoy me preguntan si voy a ser candidato, o si tengo estado de ánimo o predisposición para ser candidato, les digo que no tengo ningún interés en ser candidato a nada”.

Sin embargo, entre las declaraciones de Alvarez y las que se vio obligado a realizar De la Rúa, el vocero presidencial, Ricardo Ostuni, apareció en escena para asegurar que el primer mandatario brindó su “apoyo” a la eventual postulación del líder frepasista.

Ostuni indicó que para el presidente “la candidatura de ‘Chacho’ es una excelente elección”, pero algunas horas después el propio De la Rúa buscó una salida elegante para no pronunciarse concretamente.

Frente a esto, Ostuni aseguró que el presidente “no se guiará por declaraciones” públicas de Alvarez sino que aguardará su regreso desde la Patagonia con el objeto de “charlar el tema con él personalmente” para ir delineando la conformación de las listas de candidatos que presentará la Alianza.

Alvarez, en sus manifestaciones, envió un mensaje hacia la dirigencia de su partido y del radicalismo, socios en la Alianza, al reclamar que “hay que ser respetuosos de las decisiones individuales”.

“El tema de la candidatura hoy no me moviliza”, indicó Alvarez aunque reconoció que para definir una postulación “tiene que haber una combinación entre las necesidades de una fuerza política, la Alianza, y la voluntad individual”. (DyN/AR)

“Que escuche al Frepaso”

El líder del Frepaso, Carlos “Chacho” Alvarez, pidió ayer indirectamente al presidente Fernando de la Rúa que “escuche la opinión” de su fuerza política “antes de tomar una decisión con efectos sobre un sector importante de la sociedad”, por cuanto su partido “tiene que ser parte” en el marco de la Alianza.

“Es evidente que nuestra fuerza tiene que ser escuchada, porque participa de los beneficios y de los problemas del gobierno, es parte de este gobierno”, dijo Alvarez desde Villa La Angostura, Neuquén.

El ex vicepresidente sostuvo que si el gobierno “dialogara” con representantes del Frepaso antes de tomar resoluciones fundamentales, se evitarían los debates y disidencias que trascienden luego y que son aprovechados por la oposición para señalar una supuesta fragilidad de la coalición.

Alvarez hizo ese pedido destacando, sin embargo, que “no soy tonto” y que reconoce los “atributos del presidente en un sistema basado en la autoridad presidencial”, pero agregó: “digo que cuando se está por tomar una decisión”, esto “tiene que ser discutido en profundidad” previamente con el Frepaso.

Derogarla no, sólo “revisarla”

En una reformulación de su estrategia en torno de la reforma previsional, el titular del Frepaso, Carlos “Chacho” Alvarez, consideró ayer que el Congreso “no tiene” que derogar el decreto que modificó el sistema jubilatorio, sino “rechazar” algunos aspectos y revisar otros.

El ex vicepresidente dio marcha atrás en su primera actitud intransigente respecto del decreto que Fernando de la Rúa firmó el último día hábil del 2000, que puso en pie de guerra al justicialismo y a los diputados del Frepaso.

“No creo que el Parlamento tenga que derogar la reforma previsional. Creo que no hay que aceptar el aumento de la edad jubilatoria de la mujer”, resaltó Alvarez, quien días atrás dio “libertad de acción” a los legisladores frepasistas cuando, en marzo próximo, se trate el decreto que el PJ y algunos de su propia tropa pretenden anular.

Desde Villa La Angostura, el ex número dos de la Casa Rosada destacó que “lo que tenemos que revisar es el tema de la Prestación Básica Universal que daba el Estado: anularla para jubilaciones muy altas, a partir de los $800 y $900, y dejarla para las jubilaciones de $300, $400”.

“El subsidio que daba el Estado era para sectores bajos que tenían derecho (a esa prestación)”, recordó.

En diciembre pasado, cuando se reunió con De la Rúa en la Rosada, Alvarez señaló que su única discrepancia con el presidente era, precisamente, la reforma laboral.

Escalonarían las legislativas

BUENOS AIRES (DyN).- El presidente Fernando de la Rúa anticipó ayer que estudiará la propuesta de escalonar en cuatro turnos las próximas elecciones legislativas que expresó públicamente el titular de la Cámara de Diputados, el radical Rafael Pascual.

“Lo leí en el diario, no me hizo llegar la propuesta, no he hablado con él todavía, pero Pascual siempre es un analista inteligente de los problemas políticos y electorales, así que voy a poner atención en lo que él me diga”, afirmó De la Rúa en una conferencia de prensa.

A diez meses de los comicios para renovar parcialmente Diputados y totalmente el Senado, la Alianza ya lanzó, a través de Pascual, la idea de escalonar los comicios en cuatro fechas que incluyan seis distritos electorales cada uno. De esta forma, las elecciones comenzarían a partir del 14 de octubre y concluirían “el último domingo de noviembre o el primer domingo de diciembre”, según especificó Pascual.

Pascual negó terminante que su propuesta apunte a evitar la posibilidad de que la Alianza pierda la contienda electoral si se unifican en un sólo día, como está previsto hasta el momento. “No se puede perder por paliza porque lo que se elige son diputados y senadores”, aseveró, y remarcó que “lo importante es cómo quedan compuestas las cámaras (legislativas), no importa la cantidad de votos”.

Los comicios legislativos de este año son la primera gran prueba electoral que tendrá el gobierno de De la Rúa, que apuesta especialmente a revertir la mayoría que actualmente tiene el justicialismo en el Senado. Según Pascual, la propuesta de escalonar las elecciones “responde a una intención de preservar la autonomía y la independencia de los ciudadanos de cada provincia para elegir sus representantes”.


Comentarios


“‘Chacho’ es una figura descollante”