Chapa y sorpresa

Nadal quiere el segundo trofeo y Berdych va por una hazaña.

1
#

2
#

Rafael Nadal sacó chapa ayer para conquistar su segunda corona en Wimbledon y enfrente tendrá mañana a Tomas Berdych, que por primera vez disputará una final de Grand Slam.

Nadal avanzó a su cuarta definición en el All England al vencer al favorito local Andy Murray por 6-4, 7-6 (6) y 6-4; en tanto Berdych se clasificó por su triunfo sobre Novak Djokovic por 6-3, 7-6 (9) y 6-3.

Nadal puso fin a las esperanzas del escocés Murray de ser el primer británico en ganar el título masculino desde que lo hizo Fred Perry en 1936.

Por su parte el checo Berdych siguió su campaña exitosa después de eliminar al seis veces campeón Roger Federer en cuartos de final.

Nadal ganó Wimbledon en el 2008 venciendo a Federer en una final épica a cinco sets, pero no pudo defender su título el año pasado debido a una tendinitis en ambas rodillas.

“Para vencer a Andy hay que desplegar siempre el mejor tenis. El es un gran desafío. Para mí es una victoria notable contra uno de los adversarios más duros en el mundo’’, dijo el español.

Nadal ganó su quinto título en el abierto francés el mes pasado, lo que le “dio mucha confianza’’ y afirmó que “estuve aquí un poquito más tranquilo durante los puntos importantes’’.

Nadal tiene una ventaja de 7-3 sobre Berdych, con victorias en sus últimos seis encuentros.

Berdych, de 24 años, es el primer checo que llega a la final en el All England desde Ivan Lendl en 1987. El único tenista de esa nacionalidad que ganó el título de varones fue Jan Kodes en 1973.

“Estoy asombrado. Me cuesta encontrar las palabras. Todo jovencito, desde la primera vez que le da a la pelota y pretende ser jugador de tenis, alienta el sueño de estar en una final de Grand Slam. Decididamente éste es el mayor torneo para mí’’, confesó.

La de ayer, fue la primera victoria de Berdych sobre Djokovic en tres partidos. El serbio, que ganó el abierto australiano en el 2008, no logró alcanzar su tercera final de Grand Slam.

Hoy será el turno, además, para la definición del cuadro femenino. El contraste no podría ser mayor.

A un lado de la red estará Serena Williams (1) esperando celebrar su decimotercer título y del otro Vera Zvonareva (21), que jugará su primera final de un torneo grande en la esperanza de despojarse de una reputación de rabietas y renuncios.

AP

wimbledon


Comentarios


Chapa y sorpresa