Chela y su increíble reacción



MELBOURNE (DPA) – Juan Ignacio Chela y el australiano Lleyton Hewitt protagonizaron ayer un incidente en el partido de tercera ronda que ganó el ídolo local.

En el cuarto set, en un intercambio de juego, los dos jugadores se cruzaron y Chela escupió en dirección del australiano después de que éste le insultara, aunque no alcanzó a Hewitt.

“Fue un momento caliente, escupí en su dirección y luego le pedí disculpas porque él creyó que le escupí”, afirmó el argentino.

“Me calenté después de una bola mala mía que él celebró”, profundizó el “Flaco”.

Chela se mostró arrepentido y pidió disculpas a Hewitt al acabar el partido cuando se dieron la mano. “Nunca me pasó en la vida algo así, es algo feo, pero está todo aclarado”, concluyó.

Hewitt realizó ayer constantemente su popular grito de “Come on!” (¡Vamos!) con el puño en alto, incluso después de errores cometidos por el argentino.

“No me molesta”, respondió Chela, preguntado por si le incomodaba esa actitud.

Hewitt no le dio importancia al asunto. “Escupió en mi dirección, se disculpó y yo lo acepté”, afirmó.

Desatan pasiones

MELBOURNE (DPA) – Lleyton Hewitt y Alicia Molik enardecieron ayer al público en el Abierto de tenis de Australia al clasificarse para los octavos de final, pero no era muy difícil. Los “aussies” esperan desde hace más de un cuarto de siglo a que un compatriota gane “su” torneo. Hewitt se impuso a Juan I.Chela, por 6-2, 4-6, 6-1 y 6-4, echando mano no sólo de su mejor tenis, sino también de todo su repertorio de gestos y aspavientos. El “show” del actual número tres mundial levantó de sus asientos al público, pero no gustó nada a Chela. Hewitt se medirá al español Rafael Nadal en los octavos, que hasta ahora fue siempre su tope en Melbourne. Molik alcanzó por primera vez los octavos al vencer a la rusa Tatiana Panova. “Disfruté mucho”, admitió la australiana. A ello contribuyó el encendido apoyo de una gran mayoría de los sesenta mil aficionados que abarrotaron un día más Melbourne Park.

Nota asociada: Un clásico del otro lado del mundo  

Nota asociada: Un clásico del otro lado del mundo  


Comentarios


Chela y su increíble reacción