Chiaraviglio, y un año con altibajos



BUENOS AIRES (DyN).- El garrochista Germán Chiaraviglio consideró que tuvo un año “con altibajos”, dado que le tocó vivir buenos momentos, como ganar el Panamericano juvenil, y situaciones complicadas como lo fue la operación en el tobillo izquierdo.

“Fue un año con altibajos. Tuve momentos muy emotivos y también de esos que te hacen pensar, aprender y crecer mucho”, señaló Chiaraviglio.

A pesar de los problemas físicos, durante este año el garrochista de 18 años logró el título italiano y el Panamericano en juveniles, y el récord nacional y sudamericano.

“A pesar de esa larga lesión pude darme algunos gustos. Ganar el nacional italiano venciendo nada menos que a Giuseppe Gibilisco, último campeón del mundo, fue increíble, y por si fuera poco al otro mes gané el Panamericano en Canadá y en setiembre, una semana antes de operarme, salté 5,55 metros y logré el récord nacional absoluto y sudamericano juvenil”, agregó.

Chiaraviglio afrontará en 2006 su último año como juvenil, y tendrá como principales desafíos el Mundial de Beijing, el Iberoamericano de Puerto Rico y los Juegos Odesur que se disputarán en Buenos Aires.

“No tengo que dejarme influir por la ansiedad de la gente ni de los medios. El primer objetivo en el Mundial es llegar a la final, estar entre los primeros 12 y a partir de ahí luchar. Hay que tratar de tomar todo con naturalidad, estando tranquilo”, señaló el garrochista santafesino.


Comentarios


Chiaraviglio, y un año con altibajos