Chicos de la 238 no saben cuándo empiezan

Irán al edificio que ocupaba el CEM 1 de Roca, pero todavía no está en condiciones



ROCA (AR).- Mientras que los alumnos del CEM 1 gozan de las comodidades del edificio inaugurado el lunes, los 474 chicos de la Escuela 238 del norte de Roca todavía esperan que refaccionen el establecimiento de la calle Villegas para poder asistir a clases en horario completo.

Hasta ahora, y a pesar de los sucesivos anuncios del Consejo Provincial de Educación de que a fines de abril se acabarían los problemas para la 238, no parece haber ningún apuro por reacondicionar el viejo establecimiento del CEM, el cual permanece cerrado.

De acuerdo a lo señalado por la directora del secundario no todas la instalaciones del edificio reúnen los requisitos para el normal dictado de las clases, especialmente el área que comprende la dirección y la secretaría.

La directora del establecimiento ubicado en Santa Cruz y Gelonch, Stella Maris Valencia, manifestó que los alumnos no se trasladarán al edificio sito en el centro roquense hasta que el CPE no brinde las condiciones de seguridad necesarias. Por esta razón, estaba prevista para ayer una reunión con el coordinador de mantenimiento, Rodolfo Aguirre, para interiorizarse sobre el estado del edificio y los plazos para su refacción.

La ministra de Educación de la provincia, Ana Mázzaro, señaló que "el traslado de los alumnos está a cargo de la Delegación Regional con el asesoramiento pedagógico de la Supervisora y la Dirección de Nivel" y agregó que "se va a trabajar en algún plan de recuperación de los días caídos, para lo cual habrá horarios reforzados y una estrategia educativa que se elaborará en forma conjunta con la institución".

Desde la segunda semana de marzo, los estudiantes de la 238 concurren a recibir las clases correspondientes a las áreas de lengua, matemática, ciencias sociales y naturales en turnos de 2 horas y 10 minutos, rotando hasta completar la jornada. Al respecto, los padres expresaron su preocupación acerca del nivel que tendrá la educación de sus hijos, debido al poco tiempo que permanecen en el colegio y las escasas posibilidades que tienen de incorporar los contenidos suficientes.

Otra de las preocupaciones de los padres y los directivos de la institución es cómo se trasladarán los alumnos desde el barrio Tiro Federal hasta el establecimiento ubicado en Villegas y avenida Roca. En este sentido, Mázzaro señaló que "el transporte está garantizado para los chicos que vivan lejos del establecimiento" y añadió que "el recorrido será desde la 238 al CEM".


Comentarios


Chicos de la 238 no saben cuándo empiezan