Chicos especiales disfrutan del kayac y los caballos

Profesionales locales y de EE. UU. dictaron una serie de cursos.



SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM).- Un grupo de chicos con capacidades especiales realizó un curso de kayaquismo y equinoterapia, dictado por instructores de esta localidad y de los Estados Unidos.

La organización estuvo a cargo de la Comisión para la Eliminación de Barreras Físicas, y participaron en total unas 15 personas, entre niños, jóvenes y adultos.

Los instructores Teresa Carnaghi y Mariano Cabanillas, acompañados por los estadounidenses Molly O' Brien y John Kudrna, de la Fundación Partners of América (Compañeros de las Américas), tuvieron la responsabilidad de enseñar a los chicos a andar en kayac y a montar a caballo.

El programa consiste en la interacción de profesores de diferentes lugares del mundo, especializados en distintos deportes adaptados de manera tal que puedan ser practicados por personas con discapacidades físicas.

 

En contacto con la naturaleza

Precisamente, el objetivo principal es brindarles la posibilidad de disfrutar, en este caso, del kayak y la equitación tanto a vecinos como a los turistas, posibilitándoles un contacto directo con la naturaleza, favoreciendo el desarrollo y mejorando su calidad de vida.

"Estos intercambios comenzaron con Molly (O' Brien) en 1999, cuando vino a enseñar esquí en el cerro Chapelco a personas con diferentes tipos de discapacidad", explicó Karina Giacosa, miembro de la Comisión para la Eliminación de Barreras Físicas.

"A partir de ese momento, las instructoras Teresa Carnaghi y Faustina Villalba viajaron a Montana, EE.UU, para realizar el curso de enseñanza de esquí para personas discapacitadas", indicó.

"El año pasado viajó a ese mismo lugar Mariano Cabanillas para instruirse en Equinoterapia, surgiendo a su vez la posibilidad de incorporar también el dictado de clases de kayak en nuestra ciudad", agregó.

Karina Giacosa recalcó que los cursos pudieron realizarse gracias a la colaboración de la organización Partners of América, que se hizo cargo del costo de los pasajes de los instructores norteamericanos; mientras que los gastos de equipamiento y estadía son cubiertos por ellos mismos, y también con el aporte de personas y empresas que colaboran voluntariamente. Las clases de kayakismo se dictaron en la costanera del lago Lácar, en tanto que las de equinoterapia se desarrollaron en la cancha de polo del Regimiento de Caballería de Montaña 4.


Comentarios


Chicos especiales disfrutan del kayac y los caballos