Chicos inquietos, impulsivos y dispersos





NEUQUEN (AN).- Con la presencia de un especialista en el tema, el neurólogo Bernaldo De Quirós, el 22 mayo pasado se realizó en Neuquén una Jornada de Actualización sobre trastornos neuropsiquiátricos de la infancia dirigido a padres, docentes y público en general.

Los lineamientos generales de la jornada consistieron en abordar pautas de tratamiento y estrategias pedagógicas para profesionales de la salud (pediatras, neurólogos, psiquiatras, psicólogos y psicopedagogos), en pacientes niños con déficit de atención, hiperactividad, problemas de aprendizaje, depresión y distimia.

En diálogo con «Río Negro», Quirós definió el Déficit de Atención e Hiperactividad (ADHA) de la infancia como un cuadro psiquiátrico neurobiológico, cuyos síntomas fundamentales son la excesiva actividad motora, la impulsividad en la conducta y la desatención.

Para el profesional el criterio diagnóstico en los casos de chicos con Hiperactividad es a partir de los cinco años.

«Hablar de un chico impulsivo o hiperactivo de 3 o 4 años es un tanto incorrecto, porque el 60 por ciento de los niños a esa edad son inquietos, impulsivos y dispersos», afirmó.

De acuerdo a estudios realizados en el mundo se sabe que el 7%, aproximadamente, de los niños en edad escolar tienen hiperactividad. En Argentina los datos revelaron que de ese porcentaje sólo hay diagnosticados alrededor de un 10%, de los cuales un 20% tienen un tratamiento médico.

Los casos de Hiperactividad reciben un abordaje farmacológico y tratamiento multidisciplinario. En el primer caso la droga utilizada es el metilfenidato (vendida bajo la marca Ritalina) que actúa sobre el sistema neurológico inhibiendo la recaptación del cerebro de un neurotransmisor clave, la dopamina.

El uso de la Ritalina, asumió Quirós, en pacientes niños con ADHA evita futuras adicciones, tales como la cocaína, alcohol y tabaco. «Los problemas sociales en chicos con baja autoestima e inseguros hacen que el cuadro se agudice. Este niño es un potencial consumidor de otras drogas en el futuro», señaló.

Respecto de la depresión en los chicos, Quirós señaló que las causas son biológicas y que existen variables que intervienen en la producción y mantenimiento del trastorno depresivo mayor, tales como las características individuales y ambientales. Problemas familiares y trastornos de la personalidad son, muchas veces, las causas de la depresión en niños.

Agregó además que en los casos de chicos con depresión el abordaje que realizan los profesionales de la salud es de tipo multidisciplinario.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Chicos inquietos, impulsivos y dispersos