Chile acusa a una aerolínea peruana por "lavado"

Detienen a 4 directivos y secuestran aviones.



SANTIAGO. - Cuatro directivos de la filial chilena de la empresa peruana AeroContinente, que había mostrado interés en adquirir Aerolíneas Argentinas, fueron detenidos ayer en Chile acusados de asociación ilícita y lavado de dinero procedente del narcotráfico y todos sus aviones fueron incautados.

Las detenciones, realizadas en la noche del miércoles en Santiago, fueron ordenadas por el juez en lo criminal Juan Carlos Urrutia, quien además confiscó seis aviones Boeing de AeroContinente, que operaba en vuelos domésticos en Chile desde el 18 de mayo de 2000.

Además, el magistrado dictó un embargo de 37 millones de dólares a los directivos detenidos de la compañía, que también operaba en traslados terrestres.

La investigación de más de dos años se denominó "Operación Icaro" y establece vínculos de los cuatro detenidos con los narcotraficantes del "Cartel de los Norteños" en el Perú, que tiene conexiones en Panamá y Estados Unidos.

Se trata del peruano Máximo Zadi Desme, y de los chilenos Jorge Schomburgk, gerente general; Féliz González, ex socio constituyente, y Jorge Portilla.

Portilla está casado con Lupe Zevallos, hermana de Fernando Zevallos, el propietario de la empresa que desde 1992 reside en Miami con una orden de detención en su contra por tráfico y blanqueo de capitales en Perú.

La orden del juez Urrutia implicó también el cierre de 15 oficinas en todo Chile y la interrupción de los vuelos, lo que provocó que unas trescientas personas quedaran varadas en chile.

Se estima que el juez se tomará los cinco días que le otorga la ley antes de dictar el auto de procesamiento, e incluso podría extenderlos cinco días más, dada la complejidad del caso.

El juez Urrutia consideró "impecable" la operación e informó que impidió a otras 12 personas abandonar Chile por estar presuntamente implicados en el caso. Al mismo tiempo, destacó que varias personas en diversos países están siendo investigadas en el marco de la Operación bautizada "Icarito".

La presidenta ejecutiva de la empresa aérea peruana, Lupe Zevallos, afirmó que el procedimiento fue "arbitrario e ilegal" y pidió a Perú que defienda los intereses de la compañía, al negar las acusaciones por lavado de dinero del narcotráfico.

Denunció "oscuros intereses" que actúan contra AeroContinente para frustrar la compra de Aerolíneas Argentinas, que ingresó en convocatoria de acreedores por su crisis financiera y cuya sociedad propietaria debe definir su venta ."Quieren que fracasen nuestras negociaciones con Aerolíneas Argentinas. Lo que está ocurriendo es un abuso sin prueba alguna", dijo Zevallos. (ver recuadro)

Por su parte, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) se declaró "satisfecho" con los resultados del procedimiento mediante el cual se detuvo a los cuatro directivos de AeroContinente.

La presidenta de ese organismo autónomo, Clara Szczaranski, calificó como un delito de lavado de dinero "químicamente puro" las operaciones de la empresa AeroContinente en Chile, y valoró los resultados obtenidos por la policía civil y los tribunales. Confirmó además que varias personas en diversos países están siendo investigadas. "Todo delito de lavado de dinero es transnacional y hay más de un país involucrado; por lo tanto, la cooperación internacional pasa a ser la llave esencial", recalcó .

Se define el futuro de la empresa argentina

La dirección de Aerolíneas Argentinas decidió ayer postergar sin fecha la definición del futuro de la compañía, que en principio iba a resolverse en la asamblea de accionistas convocada para el lunes.

Voceros de la compañía aseguraron que la decisión de pasar a un cuarto intermedio sin fecha firme para resolver el destino de Aerolíneas se basa en la decisión de evaluar todas las propuestas de compra de la empresa antes de resolver si se decidirá su quiebra.

El lunes se realizará en Madrid una asamblea de accionistas de Aerolíneas en la que estaba previsto definir si se designa a un comprador o decide la liquidación de la empresa, que afronta deudas por casi 1.000 millones de dólares.

El renunciante presidente de la española Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Pedro Ferreras, admitió que el caso Aerolínea es la "mayor frustración" para La SEPI y afirmó que "si hay que dar un plazo para finiquitar un acuerdo antes que se decrete el cierre de la compañía, lo concederemos".

Ferreras abandonó esta semana su cargo pero seguirá en su puesto hasta que se designe a un sucesor.

En la SEPI aseguran recibieron cuatro "propuestas firmes" de compra de Aerolíneas. Ferreras dio a entender que se está intentando cerrar un acuerdo de venta con el grupo de lidera el empresario Eduardo Eurnekian, aunque dijo que "hay que precisar los detalles, porque a veces el diablo está en ellos".

La presentación de Eurnekian incluye como aliados a un grupo de empresas argentinas y españolas y a un operador aéreo europeo que sería la empresa Air Europe. Además de la oferta de Eurnekian, la SEPI recibió otras propuestas del empresario argentino Juan Carlos Pellegrini, del grupo turístico español Marsans y de la compañía peruana Aero Continente, acusada de lavado de dinero(ver nota central).

Habría vinculaciones con Montesinos

SANTIAGO DE CHILE (ANSA)- Fuentes del gobierno chileno citadas por el vespertino local La Voz informaron ayer que se investiga una eventual relación directa entre Vladimiro Montesinos, el líder del cartel "los norteños", Jorge López Paredes y el dueño de la empresa madre de AeroContinente, Fernando Zevallos en Miami.

Según la versión, a Montesinos "se le acusa de haber cerrado investigaciones judiciales" sobre AeroContinente, la línea aérea que fue intervenida hoy en Chile bajo acusación de lavado de dinero.

La misma fuente indicó que la investigación del Consejo de Defensa del Estado, CDE, se inició hace dos años y "el recelo inicial se originó cuando López Paredes entregó un millón y medio de dólares a Zevallos para que expandiera sus negocios hacia Chile".

El dinero habría sido entregado en 1998 y la empresa aérea se constituyó en Chile el 28 de enero de 1999 "con un aporte inicial de cinco millones de pesos (equivalentes a unos diez mil dólares, ndr) y actualmente tiene unos 37 millones de dólares".

"En noviembre del 2000, AeroContinente Perú realizó un aporte de capital a su filial chilena de dos millones de dólares. En el expediente estaría consignado el intercambio de dinero entre Montesinos y López", agrega el diario La Voz.

Según el periódico, la investigación en torno a AeroContinente la efectuó el CDE sin ninguna relación con el Departamento Antidrogas de los Estados Unidos, DEA, ni con la policía peruana.

La Voz añade que "la cancillería chilena estaba al tanto de esta investigación". La policía incautó ayer, por orden del juez Juan Urrutia, seis aviones Boeing de AeroContinente, detuvo a cuatro de sus ejecutivos, congeló las cuentas bancarias y cerró quince sucursales de la línea aérea en Chile.

El vespertino informó, además, que el juez Urrutia designó como interventor en este caso al abogado Hermann Chadwick, quien es primo de Sebastián Piñera, actual presidente del opositor partido Renovación Nacional quien es también, dueño de Lan Chile.

El diputado opositor Jaime Orpis, de la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI), pidió al gobierno que demande a Estados Unidos la extradición de Fernando Zevallos.


Comentarios


Chile acusa a una aerolínea peruana por "lavado"