Chile: duros comicios para el gobierno

Por Ignacio Badal



El gobierno del socialista Ricardo Lagos enfrentará en difícil pie su primera medición de fuerzas con la derecha opositora el 29 de octubre, cuando ocho millo- nes de chilenos elijan alcaldes en los más de trescientos municipios del país.

Los escándalos políticos, las protestas sociales y el elevado desempleo que han salpicado los primeros seis meses de mandato de Lagos dibujan un complejo panorama para la coalición oficialista de centroizquierda, Concertación, en su afán por mantener su primacía.

"La Concertación va a bajar su votación, creo que significativamente", dijo el cientista político de la Universidad Gabriela Mistral, Fernando Moreno.

La anterior elección para alcaldes se realizó en diciembre de 1996. Entonces el conglomerado gobiernista obtuvo un 56% de la votación y la derecha opositora consiguió un 32%.

El analista Fabián Pressacco, de la Universidad Alberto Hurtado, pronosticó que la Concertación rondará esta vez el 50%, mientras que la oposición subirá a cerca de un 40%.

Lagos asumió el poder a mediados de marzo, con la promesa de crear este año 200.000 nuevos puestos de trabajo para atenuar el rebelde desempleo, la peor herencia de la recesión que golpeó a Chile en 1999.

A poco andar, el propio mandatario debió desdecirse y asumir que la economía se recuperaba más lento de lo esperado.

En el primer semestre del 2000 Chile creció 5,8%, pero esa expansión no fue suficiente para evitar que la desocupación volviera a trepar a cifras de dos dígitos.

Peor que la lenta reactivación ha sido para el presidente socialista, que juró probidad y transparencia en su administración, el escándalo político que estalló en setiembre, a partir de denuncias de millonarias compensaciones a ex funcionarios públicos.

Aunque el actual gobierno no está del todo involucrado, comparte las culpas del anterior régimen de su mismo signo, encabezado por Eduardo Frei, que autorizó los pagos por más de seis millones de dólares a altos ejecutivos de empresas y reparticiones estatales.

"Va a haber una abstención importante (en la votación), como rechazo al escándalo del último tiempo", estimó Moreno.

Aunque pocos dudan de la baja que sufriría la coalición de gobierno en los comicios municipales, no existe consenso sobre cuáles serían las razones de fondo que motivarían ese resultado.

"Las elecciones municipales son 341 elecciones distintas, donde tienen un peso bastante fuerte factores de índole exclusivamente local", dijo Pressacco. "El tema de la crisis económica o la demora en la reactivación no va a incidir tanto".

La cientista política y directora de la encuestadora Mori, Marta Lagos, cree que la gestión del actual gobierno no estará en juego en la próxima votación.

Los analistas coinciden en que el conglomerado oficialista puede mantener un mejor porcentaje de votación que la derecha.

Pero también creen que la oposición puede ganar el gobierno de tres de las alcaldías más relevantes del país: la de la capital (Santiago), la de Concepción en el sur y la de la turística ciudad de Viña del Mar en el centro costero.

Sin duda, la batalla más enconada se dará por la alcaldía de Santiago.

Ahí se enfrentarán el ex candidato presidencial de la derecha, Joaquín Lavín, y la esposa del ex presidente Frei, Marta Larraechea. "Santiago es clave. Va a ser la brújula de orientación política", puntualizó Moreno.

(Reuters)


Comentarios


Chile: duros comicios para el gobierno