Chimpay espera a más de 40.000 fieles

Llegan de todo el país en colectivo, en auto o a caballo. Anoche actuaba Abel Pintos. Hoy, misas todo el día.



#

Es una revolución que durará hasta el domingo, cuando se calcula que llegarán hasta la pequeña localidad cerca de 40.000 personas de todo el país.

CHIMPAY (AVM).- El hombre esta sentado solo, en un pequeño banco, frente a ese edificio que le devuelve desde un vidrio la imagen del ícono de madera de Ceferino Namuncurá. Nada interrumpe esa comunión de fe, ni siquiera su esposa que le alcanza una campera para atemperar el frío que trae el viento. La imagen es aún más sobrecogedora porque alrededor, en todo el parque, más verde que nunca, también reina un enorme silencio. Es la postal que se repetirá cientos de veces este fin de semana en el santuario en Chimpay.

El hombre, sin nombre, se levanta después de varios minutos. Se limpia los ojos húmedos y parte para buscar un lugar donde acampar en el camping.

A esa hora, viernes por la mañana, el lugar es como un pequeño hormiguero en revolución. Llegan fieles en autos, caminando, en bicicletas cargadas de bolsas; mientras otros, empleados municipales o integrantes de distintas entidades, levantan globas, puestos o prueban el sonido en el gimnasio que está cerca de la capilla de Ceferino.

Es una revolución que durará hasta el domingo, cuando se calcula que llegarán hasta la pequeña localidad cerca de 40 mil personas, superando las 35 mil que se dieron cita el año pasado.

Este evento altera toda la geografía del pueblo. La calle paralela a las vías, donde se apiñan los cerca de 200 puestos de venta, es ahora un enorme mercado persa donde se mezclan las referencias religiosas, por caso escasas, con la comercialización de productos que van desde la ropa hasta las artesanías de fabricación en serie, pasando por la música de todos los géneros y las últimas películas. En la ciudad florecen en esta fecha los quioscos que venden de todo y cualquier espacio en las calles se convierte en un buen sitio para estacionar.

El fenómeno de Ceferino, único en la Patagonia, es una mezcla rara de religión y comercio callejero. Están aquellos, muchos, que vienen a refrendar ese pacto de fe, de unión con Dios. Y otros que se acercan como si se tratara de un paseo de fin de semana.

Según el obispo de Viedma, Esteban Laxague, “en esta peregrinación, como en tantas otras que se realizan en el país o en el mundo, se refleja la sed del hombre por encontrarse con Dios”. Agregó que “aquí en Chimpay lo vivimos de manera especial en esta peregrinación. Pero esto se repite todos los días, porque por el santuario pasan peregrinos. Porque Ceferino nos dice: 'existe Dios, abran su corazón a él'”. Sostuvo además, en relación al acercamiento de jóvenes al santuario, “que la juventud está buscando la vida. Los jóvenes buscan por su edad, se sienten identificados porque Ceferino no se resignó y luchó por hacer algo distinto”.

Anoche actuaba en el gimnasio del parque el cantante Abel Pintos. En tanto, hoy se realizarán distintos oficios religiosos en el santuario y mañana se hará la tradicional procesión y la posterior misa central, donde se espera que acuda una enorme cantidad de fieles de todo el país.


Comentarios


Chimpay espera a más de 40.000 fieles