Chos Malal: las veredas están destruidas



Las pocas aceras que hay en la ciudad se encuentran plagadas de pozos y peligrosos desniveles

CHOS MALAL (ACHM).- La mayoría de las veredas en Chos Malal se encuentran en estado deplorable y en algunos lugares sólo existen senderos y los transeúntes están obligados a bajar hacia la calle para sortear obstáculos entre los que se encuentran además de pozos y pronunciados desniveles, postes de tendidos de cables y árboles.

A las malas condiciones se suma el hábito de los chosmalenses de caminar por las calles, lo que provoca problemas en el tránsito.

Las veredas son un problema de antigua data y aunque existe legislación que se ha ido modificando con el transcurso del tiempo, Chos Malal continúa siendo un lugar con escasas veredas y donde las hay están destruidas, en desnivel y con pozos.

Las herramientas legales están plasmadas en las ordenanzas 1128/95 que contiene la Reglamentación general de muros, veredas y frentes y la 1420/98 que aprueba el Código de Edificación.

La primera establece la obligatoriedad por parte del frentistas de construir, refaccionar y conservar las veredas, pero en el caso de incumplimiento, está previsto que los trabajos deberá efectuarlos la comuna. Los gastos que demanden las mismas quedarán a cargo del vecino.

En cambio, El Código de Edificación apunta sólo al vecino como responsable, pero establece el marco normativo y técnico que regula todas las actividades relacionadas con la construcción de obras edilicias en esta ciudad, entre las cuales se encuentran las veredas.

A pesar de la normativa que posee Chos Malal para obras de esta naturaleza, ninguna ordenanza ha tenido cumplimiento, lo que ha motivado la subsistencia de inconvenientes. Entre ellos accidentes de personas que han caído a pozos y torceduras.

Al recorrer la Avenida 25 de Mayo, que constituye la principal arteria de la ciudad, es común observar a los transeúntes caminar por las calles con el peligro que ello significa, ya que se trata del acceso a la ciudad y es una arteria de doble mano.

Es difícil transitar por algunas veredas y lógicamente esto provoca la reacción de los conductores quienes se ven en la obligación de cumplir con las normas de transito y a la vez ser precavidos por que no se sabe en que momento una persona baja a la calle para poder transitar.

La misma situación se da en calles como Sarmiento y General Paz, ubicadas en la zona céntrica. Es común observar además veredas que han sufrido en los últimos años roturas por la ejecución de obras de cloacas, gas, y tendidos de cables subterráneos, que una vez finalizados los trabajos no se se repararon.

También es importante el daño que han sufrido otras por las raíces de los árboles, que han provocado levantamientos e importantes fisuras, pero en otras ni los vecinos ni la comuna han tratado de mejorar ya sea emparejándolas en los casos en que aún son de tierra o bien construyendo las aceras de acuerdo a las normas vigentes.


Comentarios


Chos Malal: las veredas están destruidas