Christina Applegate y el ideal de la madre perfecta

“El club de las madres rebeldes” se estrenará mañana en los cines de la región y “Río Negro” habló con Christina Applegate, la mala de la comedia que dirigieron Jon Lucas y Scott Moore.



#

Mila Kunis (izq) es una de las “víctimas” de la perfecta e insoportable mamá que interpreta Christina Applegate (der.).

Mañana llega a los cines “El club de las madres rebeldes” (2016), filme en el que Amy (Mila Kunis) es una madre todo terreno que cuida de sus hijos, de su marido, trabaja, hace gimnasia para estar en forma, cuida su imagen, corre todo el día para tratar de ser la madre moderna perfecta. Por supuesto que un día explota y decide tomarse un tiempo para ella misma y romper con todas las convenciones de la “mamá perfecta”. En este viaje la acompañarán dos madres más: la sumisa y recatada Kiki (Kristen Bell) y la salvaje y de espíritu libre Carla (Kathryn Hahn). Pero esta “insubordinación” no será gratis, ya que se cruzarán con la líder de la asociación de padres y madres, una devota del ideal de madre perfecta. Christina Applegate asume ese rol y en esta entrevista nos cuenta cómo fue la realización de esta muy divertida comedia.

P-¿Conociste muchas mamás parecidas a tu personaje?

R-Sin querer meterme en problemas, mi personaje está inspirado en algunas personas que se han cruzado en mi vida... Pero también es ficción.

P-En la película, Wendolyn ha sido presidenta de la asociación de padres de familia por varios años.

R-Así es, ¡es un trabajo enorme y no querría ese trabajo! No quiero ser la vocal del grupo, no quiero estar en la asociación de padres de familia. Pero sí, es algo así lo que interpreto ahora.

P-¿Sabías de estas cosas antes de tener hijos?

R-No, no las sabía. Nunca oí el concepto de líder de grupo en mi vida. Crecí en los setenta, teníamos a mamá en casa y era bueno. Nunca supe qué era, pero voy aprendiendo mientras avanzo. Ahora sé lo suficiente de ello.

P-¿Cómo es Wendolyn, tu personaje, en la película?

R-Durante la película es la mujer alfa. Siempre hay quien disfruta haciendo todas estas cosas, controlando a todo mundo, las cosas de la escuela. Pero creo que lo hace para esconder su miedo. En el exterior tiene esta vida increíble. Es rica, con hijos triunfadores. Una mamá que está en casa pero que se las arregla para llegar toda producida sólo para dejar a sus niños en la escuela. Yo solía ir desarreglada esperando no llegar tarde para que no tuviera que caminar con mi hijo en mi pijama y con el pelo sin lavar de tres días. Así es que, básicamente, es ahí donde la encontramos. Es así de temerosa, la mamá súper exigente con sus hijos, con la que no te querés meter, y las escuchás y vas adonde este y hacés lo que te dice porque si no hará tu vida y la de tus hijos miserable. Luego las cosas se le dan vuelta y la ves queriendo salir del hoyo porque los tres personajes principales –el de Kathryn, el de Kristen y el de Mila– hacen que las cosas cambien.

P-¿Qué opinas del concepto “malas mamás” como el título original de la película?

R-Lo que encontramos al final de esta película, sin revelar nada, es que todas estamos haciendo lo mejor que podemos en donde fallamos constantemente. Pero que sí podés aprender de tus errores. Todo lo que podés hacer es tratar de hacer lo mejor. No todos los días son perfectos y no todos los días son felices porque es difícil ser mamá. Lo es. Ser padre, punto. Y es que toda tu identidad está envuelta en esta personita hasta que se abren camino al mundo por sí solos, así es que te da mucho miedo que te vayas a equivocar, o que des un mal paso, y en esta película nos damos cuenta de que todos damos esos malos pasos. Hay que comprendernos los unos y los otros, ya que todos vamos hacia el mismo lugar.

P-¿Crees que la generación de tu mamá entiende a las mamás de ahora? Los retos son muy diferentes.

R-Estamos saturados de todo. Tenés una niñera pero te dicen lo que deberías de estar haciendo como madre. Sólo trato de que mi corazón, mi mente y mi hija me guíen. Pero sí voy a Google y pongo: “cuando mi niño dice te odio, ¿qué debería responder?”. Luego entiendo que es mejor descubrirlo por tu cuenta. Mi mamá es de una generación muy diferente. No había tanto juicio entre las mamás porque, al menos donde yo crecí, en Laurel Canyon, todas eran madres solteras, así es que todas estaban luchando, estaban muy unidas y se ayudaban mucho las unas a las otras. Y esas mamás nos criaron a todos nosotros. Era un tiempo diferente.

P-¿Qué tal es trabajar para dos directores?

R-Es mi segunda vez y me gusta. Es chistoso, en “Vacaciones” tuvimos a John Francis Daley y Jon Goldstein, los dos te dirigían y era muy bueno, peloteaban entre ellos. Así es que esta es una experiencia diferente: Scott Moore es el técnico, ve las cosas con el director de fotografía, la iluminación y cómo será la logística. Mientras, podés hablar con Jon Lucas. Me gustaron mucho ambas experiencias, es bueno tener a alguien para rebotar ideas.

P-¿Conocés a las esposas que inspiraron todo esto?

R-No, pero hemos hablado de sus esposas, especialmente con Jon Lucas, pues vivimos situaciones similares. Cuando los conocí me dijeron: “¿Qué personaje querés en la película?”. Les respondí: “Carla. Quiero ser Carla, por favor. Yo quiero ser Carla”. Porque su diálogo es tan vulgar, grosero, tan incorrecto, es un personaje hermoso. “¡Ése es el que quiero!”, les dije. Y me respondieron: “No, pensamos que eres Wendolyn”. Y yo: “¿Por qué creen que soy Wendolyn? ¿Creen que soy una perra horrible? ¿Por qué me ven así? Es terrible. Yo soy la cool, la mamá que maldice”.

P-¿Pero no es Stacy, el personaje de Jada Pinkett Smith, la perra más grande?

R-No, yo soy la realeza. Stacy sí es una perra, pero ellas son mis seguidoras. Soy la reina perra y ellas mis seguidoras.

P-¿Es divertido hacer una película calificada para mayores? Porque hiciste mucha apta para todo público bastante tiempo.

R-Lo he hecho, aunque “Vacaciones” fue sólo apta para mayores de 13 años. Digo la palabra con “F” (fuck) en cada línea de la película, digo cosas perversas y horribles pero básicamente esa palabra. Me dijeron que el estudio les comentó: “Ni siquiera podemos usar a Christina para la promoción, no tenemos líneas de ella que no tengan esa palabra”.

-JhO90Qht9U

Chica de comedia

Christina Applegate nació en Hollywood en 1971.

Apareció por primera vez en una pantalla a los 3 meses de edad en una publicidad junto a su madre.

A los 9 años debutó en el cine en la película “Beatlemania” (1981), y trabajó en varias series y películas hasta que la fama le llegó personificando a Kelly Bundy en “Casados con hijos” (Married with Children, 1987-1997).

Entre sus largometrajes más destacados se encuentran La “Cosa más dulce” (The Sweetest Thing, 2002), “El reportero: La leyenda de Ron Burgundy” (Anchorman: The Legend of Ron Burgundy, 2004), “Vacaciones” (Vacation, 2015), entre otras cosas. Protagonizó la serie “Samantha Who?” (2007-2009).


Comentarios


Christina Applegate y el ideal de la madre perfecta