Chubut será querellante en el caso por presunto espionaje de la Armada



Actualizado a las 13:15

Rawson (Télam).- El gobernador de Chubut, Mario Das Neves, aseguró hoy, al presentarse ante la justicia federal de Rawson, que las tareas de espionaje ilegal detectadas en la Base Almirante Zar de Trelew “tienen que ver con prácticas que uno pensaba que no existían más”, que apuntaban a ejercer “un control ideológico de la población”. “Había un seguimiento sobre dirigentes políticos, sociales y periodistas, algunos de ellos calificados a la vieja usanza, por ejemplo judío y marxista”, relató Das Neves en declaraciones formuladas este mediodía, tras concurrir al juzgado encabezado por Jorge Pfleger, a cargo de la investigación del espionaje, en la que el Estado chubutense se constituirá como querellante.

En este sentido, el gobernador Mario Das Neves aseguró que “son muchas las carpetas” encontradas en la Base Aeronaval Almirante Marcos Zar y anticipó que “va a haber más novedades” en la investigación de esta red, por la que el Ministerio de Defensa ya ha dispuesto el relevo de dos altos oficiales de la Armada. Con respecto a la documentación que consta en la causa a cargo del juez Jorge Pfleger, Das Neves aseguró que “está absolutamente escrito y probado” que “todos los miércoles tenían que reportarse con información” de los seguimientos ilegales que se hacían a funcionarios y dirigentes al comando de Operaciones Navales”.

Tras confirmar que el Estado provincial cuenta con “datos más que suficientes” para constituirse en querellante en la causa por la red de espionaje ilegal, Das Neves indicó que se trata de prácticas que apuntaban a una “pretendida intención, en este caso de la Armada, de tener un control ideológico de la población”, que -según afirmó- “no es novedoso, viene desde hace un tiempo”. Incluso, Das Neves indicó que las carpetas encontradas en la base aeronaval de Trelew no sólo contienen información producto del espionaje ilegal ejercido sobre personas, sino que también “hay análisis ideológicos sobre algunos medios de prensa” y “seguimientos de algunos funcionarios nacionales y también de otras autoridades”.

El mandatario provincial junto al fiscal de Estado, Jorge Miquelarena, y el ministro de Gobierno y Justicia, Máximo Pérez Catán, se reunieron esta mañana con el juez Pfleger para interiorizarse de la situación, a la que Das Neves en reiteradas oportunidades definió como “muy grave”. En tanto, al ser consultado por la prensa a la salida del juzgado, ubicado en el centro de Rawson, Das Neves consideró: “Debemos ser prudentes” porque “todo esto es muy grave”, teniendo en cuenta que “hay leyes que prohibieron” la “actividad” de ejercer un control ideológico sobre la población.

Además, luego de aclarar que se trataba de una opinión personal, Das Neves estimó que, tomando en cuenta lo que sucedía en la base aeronaval, esos procedimientos seguramente se realizarían “en distintos lugares del país, porque esta información (la de Trelew) está remitida al Comando de Operaciones Navales”. “Pensábamos que estas prácticas estaban desterradas”, pero “acá hay muchos años” de investigación y “por eso me parece perfecto lo que se está haciendo en el orden nacional” en cuanto a “sancionar severamente la conducta de estos funcionarios de la Armada”, expresó enfáticamente el gobernador del Chubut.

Es que a raíz del hallazgo de las carpetas con el seguimiento de funcionarios, periodistas y dirigentes políticos y sociales, el Ministerio de Defensa dispuso el inmediato relevo del jefe de Operaciones Navales, vicealmirante Eduardo Avilés, y del jefe de Inteligencia Naval, contraalmirante Pablo Rossi.


Comentarios


Chubut será querellante en el caso por presunto espionaje de la Armada