Científicos confirman que el alcohol eleva el riesgo de sufrir gota

En 12 años de estudios fueron diagnosticados 730 casos



Un amplio estudio epidemiológico realizado en la mayoría de los estados de Estados Unidos comprueba que el alcohol eleva el riesgo de sufrir gota, algo que ya se sospechaba desde la antigüedad, según publicó un artículo de la revista médica británica "The Lancet" (volumen 363).

Un equipo de investigadores encabezados por el doctor residente Hyon Choi, del hospital General de Massachusetts, hizo un seguimiento de casi 50.000 hombres durante un total de 12 años, y observó que la cerveza y el aguardiente aumentaban de manera considerable el riesgo de padecer esta enfermedad, que afecta principalmente a las articulaciones.

En cambio, "para el vino no comprobaron una relación significativa", dicen los científicos.

El alcohol estimula la producción de ácido úrico en el cuerpo, que puede depositarse en articulaciones y otros tejidos.

En total, durante el período que duró el estudio, se diagnosticaron 730 casos de gota.

 

Medida peligrosa

 

"Dos cervezas o más por día aumentaban 2,5 veces el riesgo de gota, en comparación con ningún consumo de cerveza", subrayó Choi.

En tanto, el mismo número de medidas de aguardiente incrementa el riesgo 1,6

veces. Como no se comprobó ninguna relación entre la gota y el vino, la mayoría de los expertos sospechan que también hay componentes no alcohólicos de las diferentes bebidas que tienen un papel importante en la aparición de esta enfermedad.

"Un candidato es la purina, presente en gran cantidad en la cerveza", señaló casi convencido el doctor Choi.

La purina incorporada al ingerir cerveza aumenta de tal manera la producción de ácido úrico, estimulada por el alcohol, que explica al elevado riesgo de sufrir gota de esta bebida.

(DPA)

Nota asociada: Saluld: Las complicaciones cardíacas podrían ser prevenidas con la antigripal  

Nota asociada: Saluld: Las complicaciones cardíacas podrían ser prevenidas con la antigripal  


Comentarios


Científicos confirman que el alcohol eleva el riesgo de sufrir gota