Cierran Casa de Piedra y el río será un hilo de agua

Es para que en el verano haya recursos sufientes para el riego.





Archivo

CIPOLLETTI (AC).- La central térmica Casa de Piedra saldrá de servicio en dos semanas debido a la necesidad de almacenar agua en su embalse frente al escenario de persistente sequía que padece la cuenca. No es la primera vez que una maniobra así se pone en práctica, pero ahora la decisión es más drástica porque el río Colorado se transformará aguas abajo en casi un hilo de agua. En esta misma época del 2012, cuando la situación ya era crítica y se aplicaron restricciones similares, el enorme embalse de Casa de Piedra tenía dos metros más de altura que ahora. Ello demuestra la gravedad de la situación actual. El manejo de la cuenca está signado además por la puesta en servicio de otra central, mucho más pequeña, la que el gobierno rionegrino montó en el dique Salto Andersen. Hasta ahora, Casa de Piedra erogaba unos 65 metros cúbicos por segundo de promedio diario a través de sus turbinas, pero entre el jueves y el viernes pasados ese caudal medio bajó a 50. Se inició así un proceso que culminará el 25 de abril, con una marca de 15 metros cúbicos por segundo, un caudal ecológico que está por debajo del mínimo con el que puede funcionar la central hidroeléctrica Casa de Piedra. Por este motivo saldrá de servicio. El Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) informó que se pueden tomar estos recaudos pensando en la necesidad de riego del verano debido a que “las lluvias ocurridas en las áreas de riego han mejorado la humedad de sus suelos” y a que los trabajos en Salto Andersen culminaron. El caudal será a finales de abril muy bajo, pero el Coirco advirtió que “de existir nuevas precipitaciones en las áreas de riego podrían aplicarse nuevas reducciones, con la finalidad de preservar la reserva del embalse”. El módulo del río Colorado es de 140 metros cúbicos por segundo, pero durante ocho meses del año el promedio histórico es de 70. Pero estos días llegan al embalse de Casa de Piedra unos 40 metros cúbicos por segundo. La ecuación con lo que se estaba erogando daba como resultado un peligroso desembalse. La necesidad de guardar agua para el verano está dada en que el río Colorado es fuente de riego de grandes territorios en tres provincias: Río Negro, La Pampa y Buenos Aires. La gerencia de Operaciones del ente que maneja Casa de Piedra ya comunicó que la salida de servicio de la central durará mientras permanezcan las restricciones, probablemente hasta el 23 de julio próximo.

La toma de agua de la central montada en la presa que cierra el río Colorado, con una estructura de casi once kilómetros de largo

MARTÍN BELVIS martinbelvis@rionegro.com.ar


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cierran Casa de Piedra y el río será un hilo de agua