Cierran para reparar la vieja estructura entre Viedma y Patagones



#

Marcelo Ochoa

VIEDMA (AV).- El 16 de julio comenzarán los trabajos de puesta en valor del tradicional puente ferrocarretero que une la Comarca Viedma-Patagones. Desde ese mismo día y durante más de un año será cerrado al tránsito vehicular por allí. Los trabajos comenzarán por la instalación de una pasarela metálica que será ubicada en el lateral superior del puente que mira hacia la desembocadura del río Negro en el mar. Ese anexo no sólo funcionará como una bicisenda y sector peatonal sino que allí podrá ser ubicado el obrador y el área del trabajo metalúrgico de la obra. El cierre prolongado de esta permanente vía de comunicación en la comarca Viedma-Patagones de uso masivo generará inconvenientes en la circulación de las dos ciudades. El municipio de Patagones ha realizado un estudio previo del tránsito sobre la calle Yrigoyen, la principal vía de ingreso y egreso de Patagones hacia el puente carretero “Basilio Villarino” y en este sentido diseñó cambios en la circulación para evitar inconvenientes. El proyecto es que esa calle sea sólo de acceso y la paralela Suipacha sea utilizada como salida de la ciudad bonaerense. Otra alternativa será la pavimentada Juan de la Piedra que atraviesa Patagones conectándola con la ruta tres a la altura del hospital “Pedro Ecay”. Para generar mayor concientización será distribuida folletería con los cambios de circulación recomendados que deberán ser aprobados por el Concejo Deliberante. En relación al paso del Tren Patagónico por el ferrocarretero el secretario de Obras Públicas del municipio de Patagones, Daniel Bengochea, explicó que en un principio se habló de un paso mensual, salvo cuando los trabajos estén concentrados en la carpeta de rodamiento que será imposible el tránsito de locomotoras y vagones. La puesta en valor dejará al ferrocarretero como un verdadero monumento de hierro, uno de los pocos en el mundo que quedan en pie. No sólo será arenada toda esa inmensa estructura metálica sino totalmente refaccionado el piso con una carpeta de rodamiento, iluminado desde el acceso y en forma decorativa. “Como toda obra generará alguna molestia pero cuando termine se comprobará que valió la pena”, aseguró el funcionario. Esta ejecución tiene un plazo de 18 meses y teniendo en cuenta que pasaron dos desde la presentación del proyecto ejecutivo le resta un año y cuatro meses. Merecida puesta en valor para un símbolo de unidad de dos ciudades. Le llega a sus 81 años. Fue el primero en unir la Patagonia con el norte del país y uno de los pocos en su tipo que permanecen casi intactos.

Imponente. El puente, de 81 años, será restaurado.


Comentarios


Cierran para reparar la vieja estructura entre Viedma y Patagones