Cierran parte de Chapelco por efluentes

El municipio de San Martín clausuró sectores por el vertido de líquidos cloacales.



SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM) La Justicia de Faltas impuso una clausura preventiva sobre instalaciones del complejo Chapelco, hasta tanto el concesionario asuma medidas mitigatorias por el vertido de líquidos cloacales al arroyo Quitrahue y afluentes, cuyas aguas van a las comunidades mapuches de Puente Blanco.

La actividad en plataforma 1.600 y en la base del centro de deportes invernales quedará suspendida, hasta tanto Nieves del Chapelco -o quien corresponda según concesión o subconcesión- realice las obras reclamadas por el municipio de San Martín.

Así lo confirmó a este diario la jueza de Faltas Nora Aragno, quien dispuso la medida precautoria sobre la base de informes e inspecciones realizados por el Organismo de Control Municipal.

El Deliberante también había planteado reiteradas acciones a la intendencia, con una seguidilla de pedidos de informes disparados por la preocupación de las comunidades ubicadas aguas abajo de Chapelco.

A su turno, el gerente general de Nieves del Chapelco, Alfred Auer, dijo que la empresa ya tenía prevista la realización de las obras, por cuanto están dentro de su programa de inversiones.

Auer enfatizó: "teníamos previsto realizar la tarea antes del inicio de la temporada de invierno", y recordó que los sectores del cerro involucrados están en las condiciones que se cuestionan "desde mucho antes" de que se iniciara la concesión de "Nieves".

La clausura preventiva alcanza a la instalaciones ubicadas sobre plataforma 1.600, y a la base del complejo, y ayer fue notificada a las autoridades de la empresa.

Según el informe del OCM -al que tuvo acceso este diario- "en la estación Antu Lauquen no existe lecho nitrificado diversificado, por lo que los efluentes recorren pendiente abajo senderos que se pudieron observar llegando en descarga al afluente del arroyo Quitrahue".

Asimismo, en la estación Base "no existe lecho nitrificante y los efluentes cloacales descargan al arroyo Quitrahue, aproximadamente a 30 metros de su llegada a la cámara séptica repartidora".

Conviene recordar que por ordenanza 86/80, se considera al arroyo Quitrahue y afluentes como "cursos de agua protegidos", prohibiéndose el vertido directo o indirecto de aguas residuales, cuya composición pueda impurificar aguas con daño para la salud o aprovechamientos inferiores.

Los cursos en cuestión abastecen a las comunidades mapuches asentadas en la zona de Puente Blanco, a unos 10 kilómetros del casco céntrico.

La concejal Nora Ramírez Tobío (Frente Grande) dijo que "aún cuando ha pasado mucho tiempo desde que se advirtió de esta situación, la clausura preventiva me parece muy importante".


Comentarios


Cierran parte de Chapelco por efluentes