#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Cinco localidades neuquinas sin luz por la caída de una torre de energía



El temporal derribó una línea de alta tensión.El servicio de energía quedaría normalizado hoy. El EPEN pidió paciencia porque fue algo "atípico".

NEUQUEN (AN).- Cinco localidades neuquinas se quedaron sin luz luego de la caída de una torre de transporte de una línea de alta tensión de 33 kilovoltios. El episodio ocurrió ayer alrededor de las 15 y dejó sin servicio eléctrico a Loncopué, Caviahue, Copahue, El Huecú y El Cholar.

La torre cayó en el arroyo Codihue, entre Las Lajas y Loncopué, e inmediatamente produjo el corte, que generó trastornos en los habitantes del centro oeste de la provincia.

De acuerdo con lo manifestado por directivos del Ente Provincial de Energía Eléctrica del Neuquén -EPEN- de la sección Zapala, hoy a primera hora finalizarían las reparaciones y se comenzará a restablecer el servicio.

En principio los técnicos del EPEN informaron que los arreglos demandarían unas 16 horas, pero surgieron otros inconvenientes debido al desborde de varios arroyos y de las adversas condiciones del tiempo.

Desde Zapala, un operario del ente provincial señaló anoche que "se llevaron cinco grupos electrógenos para alimentar a los hospitales y otros lugares de emergencia". Reconoció que "la situación es muy complicada, sobre todo por las crecidas de los arroyos, pero mañana a la mañana (por hoy) podrían terminar los trabajos" aunque, según otras fuentes, las tareas demandarían la jornada completa.

El objetivo principal es resolver el problema en los lugares de mayor demanda y en los servicios básicos -salud, seguridad-, pero es poco probable que todo vuelva a la normalidad hoy a primera hora.

Otro operario fue más categórico y afirmó que "por la cantidad de agua que hay en toda la región no podemos trabajar como corresponde. Manejamos la posibilidad de hacer una línea alternativa, que nos permitiría solucionar las urgencias. Después nos dedicaríamos a reparar la torre".

Para cumplir con las tareas, los empleados del EPEN contaron con la colaboración de Vialidad Provincial, que aportó los camiones para trasladar los equipos.

En un comunicado el EPEN señaló que se trató de "un corte extraordinario y atípico", por lo que solicitó comprensión a los habitantes de las localidades y parajes del centro de la provincia.

Evacuados

Ayer había 23 familias evacuadas en cuatro localidades del interior de la provincia como consecuencia del mal tiempo: 15 en Loncopué, cuatro en Covunco Abajo, tres en Manzano Amargo y una en Agrio del Medio. En la mayoría de los casos, están alojadas en escuelas, dependencias comunales o gimnasios, según la información oficial.

El puente sobre el río Pichi Neuquén había sido arrasado por la crecida, y la ruta a Manzano Amargo estaba interrumpida porque el agua desbordó los alcantarillados.

Por la mañana, salió de esta capital la ayuda comprometida por la subsecretaría de Acción Social a los municipios de Caviahue, El Huecú, Huinganco, Mariano Moreno, Andacollo y Buta Ranquil y la zona rural habitada por crianceros, mapuches y fiscaleros que el organismo provincial atiende directamente para morigerar los efectos del temporal de lluvia que causó inundaciones en esas áreas.

El subsecretario Eduardo Martínez dijo que las familias que tuvieron que ser evacuadas -porque el temporal derritió la nieve y desbordó los ríos y arroyos- quedaron alojadas en gimnasios e improvisados albergues municipales, y se los estaba asistiendo con frazadas y ropa de abrigo.

Sin embargo, el funcionario indicó que "la situación está bastante bien" debido a que en esta época prácticamente culminó la distribución de combustible en el operativo leña y las comunidades del interior y las poblaciones habían sido abastecidas con chapas, elementos de abrigo, víveres y otras provisiones para el invierno. Los organismos oficiales "actuaron coordinados y salieron a solucionar los problemas" de forma inmediata.

Martínez dijo que las acciones están centralizadas en los municipios para los habitantes dentro del ejido urbano, pero en las áreas rurales "están a cargo de nosotros".

El lunes fue el pico del temporal, y ayer ya había comenzado a mejorar el tiempo. También se recibieron pedidos de ayuda de Manzano Amargo y de la zona rural de Loncopué, donde el deshielo -principalmente en zonas próximas a los ríos- aisló a algunas familias de pobladores.

Hasta ayer por la tarde no había cifras oficiales sobre damnificados ni sobre el monto de la ayuda derivada al interior.


Comentarios


Cinco localidades neuquinas sin luz por la caída de una torre de energía